0 En RECETAS FRESCAS Y ENSALADAS

ALCACHOFAS EN ENSALADA

ALCACHOFAS EN ENSALADA. Comer alcachofas crudas no es tan raro como tú crees; se suele hacer en Murcia, por ejemplo. Así disfrutas de su intenso sabor.

Las “ALCACHOFAS EN ENSALADA” son un plato típico de otoño-invierno en la zona sur de España, aunque a muchos les parezca extraño comer esta verdura cruda, sin cocer. Original y muy sano. Y a mí me encanta el sabor un poco amargo de la alcachofa cruda, mezclado con el limón y un buen aceite de oliva. ¿Te atreves a probarla? Es un plato solo para atrevidos y para quienes quieran sorprender a sus invitados.

Muchos me preguntan cómo se cocinan las alcachofas; las ven en el mercado y no las compran, no saben ni limpiarlas ni prepararlas. Tienes que empezar por mirar el vídeo Cómo se pelan las alcachofas y verás que no es tan difícil y que solo se necesita un poco de maña (y paciencia, sin prisa).

Después puedes empezar con algunas recetas sencillas, por ejemplo estas ALCACHOFAS EN ENSALADA o ALCACHOFAS EN MOJETE) para ir practicando. Y más tarde ya puedes atreverte con las ALCACHOFAS EN TORTILLA o ALCACHOFAS REBOZADAS.

Te recuerdo que en toda dieta debemos incluir esta verdura. ¿Por qué? Te voy a poner solo algunos beneficios, pero ten en cuenta que hay muchos más.

-Nos ayuda a combatir el colesterol.

-Es excelente contra el estreñimiento, por su gran aporte en fibra.

-Buenas para personas con tensión alta.

-Dan sensación de “saciedad”, por ello, son una buena ayuda para controlar el peso.

-Tienen cualidades diuréticas: limpieza de toxinas, contra la retención de líquidos…

-Puede prevenir algunos tipos de cáncer.

ALCACHOFAS EN ENSALADA
 
Ingredientes
  • (para cuatro personas)
  • Dos alcachofas
  • Aceite de oliva
  • Medio limón
  • Sal
Preparación
  1. Pela y prepara las alcachofas (como explica el vídeo) y ponlas a remojo en un poco de agua y limón para que mantengan el color blanco. Algunas personas utilizan un poco de agua con unas ramas de perejil cortado; también vale.
  2. Sácalas del agua; ponlas en una fuente; riégalas con aceite y échales un poco de sal.
  3. A la mesa, perfectas para acompañar un plato de carne o de pescado.

 

MÁS IDEAS

-Puedes acompañarla con pescado (los salazones son ideales para este plato) o alguna conserva de pescado (atún, mejillones, caballa…). O con lo que tú quieras.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario