0 En TODO VERDURA

ALCACHOFAS GRATINADAS

ALCACHOFAS GRATINADAS. Imagina unas medias alcachofas, ponles unos trocitos de jamón, cubre con bechamel y dóralas al horno. ¡Riquísimas!
Para disfrutar de esta sabrosa verdura que nos llega cada otoño podemos preparar unas ALCACHOFAS GRATINADAS.. La alcachofa es una verdura que se debe cocinar en cualquier casa. ¿Por qué? Pues porque es sana, sabrosa y tiene una textura muy delicada. Además se puede comer “como sea”: a trocitos en una paella, en tortillasalteadasen ensalada
Te recomiendo que incluyas esta verdura en tu dieta;  estos son solo algunos beneficios, pero ten en cuenta que tiene muchos más.

-Nos ayuda a combatir el colesterol.

-Es excelente contra el estreñimiento, por su gran aporte en fibra.

-Buenas para personas con tensión alta.

-Dan sensación de “saciedad”, por ello, son una buena ayuda para controlar el peso.

-Tienen cualidades diuréticas: limpieza de toxinas, contra la retención de líquidos…

-Puede prevenir algunos tipos de cáncer.

Muchos no se atreven con esta verdura y me preguntan por recetas para cocinar las alcachofas; las ven en el mercado y no las compran, no saben ni limpiarlas ni prepararlas. Tienes que empezar por mirar el vídeo Cómo se pelan las alcachofas y verás que no es tan difícil y que solo se necesita un poco de maña (y paciencia, sin prisa).

Después puedes empezar con algunas recetas sencillas (por ejemplo “ALCACHOFAS EN MOJETE“) para ir practicando. Y ya puedes atreverte con estas “ALCACHOFAS GRATINADAS” y con otros platos.

ALCACHOFAS GRATINADAS
 
Ingredientes
  • Una alcachofa grande por persona
  • Bechamel (
  • Unos trozos de jamón york
  • Sal y pimienta
  • Queso para gratinar
Preparación
  1. Limpia las alcachofas (como ya sabes y si no... mira el vídeo). Para esta receta, no las limpies "mucho" no les cortes la punta; es decir, quítales las hojas externas solo. Córtalas en dos.
  2. Hiérvelas durante cinco minutos.
  3. Sácalas del agua y ponlas en una bandeja para horno, de modo que se mantengan “boca arriba”.
  4. Prepara una bechamel (o cómprala ya hecha).
  5. Salpimenta el interior de las alcachofas, echa unos trocitos de jamón york y cúbrelas con la bechamel.
  6. Ahora espolvorea con un poco de queso y mételas al horno (200 grados) hasta que se doren.
  7. Sírvelas calientes.

 

MÁS IDEAS

-Se pueden rellenar también con carne picada, con salmón ahumado, con atún…

-O solo con quesos diferentes.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario