0 En COCINA TÍPICA ESPAÑOLA/ FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ PARA PICAR/ TODO VERDURA

ALCACHOFAS REBOZADAS

Alcachofas rebozadas es una forma delicada y original de disfrutar de las alcachofas, una verdura que debe ser imprescindible en tu cocina en otoño.

“ALCACHOFAS REBOZADAS” es otra manera de disfrutar de esta sabrosa verdura que, cuando llega el otoño, empezamos a ver en los mercados.

Sé que mucha gente no las compra porque no sabe cómo prepararlas y les da un poco de miedo eso de “pelarlas”. Para ellos he preparado un vídeo que, de forma clara, lo muestra: PELAR ALCACHOFAS.

Veréis que es sencillo aunque, todo hay que decirlo, algo trabajoso.

Estas ALCACHOFAS REBOZADAS no tienen ningún problema en su elaboración y el resultado es muy sabroso. Si quieres darle un toque diferente, prueba a echarles un poco de miel; el plato cambia totalmente.

Te van a servir como un entrante o un plato único para una cena sana y ligera. Puedes usar esta receta también como GUARNICIÓN para carne o pescado. Y si le pones un palillo, tienes una tapa que se puede comer fría sin problema.

Te recuerdo que en toda dieta debemos incluir esta verdura tan sabrosa y tan sana. ¿Por qué? Te voy a poner solo algunos beneficios, pero ten en cuenta que hay muchos más.

-Nos ayuda a combatir el colesterol.

-Es excelente contra el estreñimiento, por su gran aporte en fibra.

-Buenas para personas con tensión alta.

-Dan sensación de “saciedad”, por ello, son una buena ayuda para controlar el peso.

-Tienen cualidades diuréticas: limpieza de toxinas, contra la retención de líquidos…

-Puede prevenir algunos tipos de cáncer.

ALCACHOFAS REBOZADAS
 
Ingredientes
  • Tres alcachofas
  • Aceite de oliva
  • Harina, sal y levadura para el rebozado
  • Miel (opcional)
  • Algunas salsas (opcional)
Preparación
  1. Limpia y corta las alcachofas en cuartos.
  2. Ponlas en una cazuela con agua y déjalas hervir durante 10-15 minutos (a mí me gustan más bien “con cuerpo”, o sea menos hervidas y las dejo solo diez minutos, pero eso depende de tu gusto).
  3. Cuando las alcachofas estén listas, quítales el agua y reserva.
  4. Coge un cuenco, echa tres o cuatro cucharadas grandes de harina, media cucharadita de levadura en polvo y media de sal. Mezcla bien, añade un poco de agua fría y bate hasta tener una “gacha” que te va a servir para el rebozado.
  5. Pon una sartén con dos-tres dedos de aceite al fuego y espera que se caliente.
  6. Echa las alcachofas al rebozado; que se impregnen bien y, con una cuchara, coge cada trozo de alcachofa y déjalo caer con suavidad en el aceite caliente. Espera que estén bien doraditas y listas para comer.
  7. Espolvorea con “sal en láminas” y sirve.
  8. Si quieres darle un toque original, unas gotas de miel le quedan muy bien.
  9. También es buena idea servir algunas salsas aparte para que los comensales puedan elegir; por ejemplo, salsa picante, mostaza, de yogur…

 

¡ATENCIÓN! Si tienes problemas para limpiar las alcoholas, mira el vídeo “pelar las alcachofas

Alcachofas rebozadas es una forma delicada y original de disfrutar de las alcachofas, una verdura que debe ser imprescindible en tu cocina en otoño.

ALCACHOFITAS REBOZADAS CRUJIENTES

MÁS IDEAS

-No he probado a usar alcachofas en conserva, pero supongo que también funcionarán bien.

-Puedes usarla misma receta para rebozar otras verduras.

-En el mercados, hay “harina especial para rebozar” que suele funcionar bien; yo la hago siempre “casera” porque es fácil y rápido.

-Es posible hacer el rebozado “con huevo”: huevo batido, harina y levadura. Yo creo que le quita mucho sabor a la verdura, pero y como siempre digo: “es cuestión de probar”.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: