0 En LENGUA ESPAÑOLA

TUTEÉMONOS

“TUTEÉMONOS” (qué palabra más difícil, ¿no?). Para los españoles “EL TUTEO” es la forma natural de dirigirnos a cualquiera, tenga veinte o tenga ochenta años, sea el jardinero de la urbanización o sea el médico especialista. El “usted” nos parece excesivamente formal y “nos separa” demasiado de la persona a la que hablamos. Nos sentimos más cómodos con el “tú”. Que si esto indica falta de respeto, o excesiva informalidad, o una confianza innecesaria… dicen algunos. Y se preguntan: ¿y por qué tengo que sentirme cercano al director del banco, si no lo conozco de nada (ni ganas) y mi relación con él es puramente profesional y temporal?

Yo respeto esa opinión y me parece correctísimo usar “usted”. Pero puntualizo: “PARA TODOS”. Supongo que cuando entras a un restaurante vas a tener la misma relación con el jefe de comedor que con el camarero. ¿Por qué entonces tratas de usted al jefe o al maitre o al dueño y usas el simple “tú” para el camarero? ¿El médico es “usted” y el celador “tú”? Supongo que no piensas crear lazos de amistad ni con unos ni con otros. ¿De qué se trata en realidad? ¿De diferenciación social? Pues me temo que sí. Antes “los usted” eran el maestro, el médico, el alcalde y el cura. Ahora, gracias a Dios, o todos somos “usted” o todos somos “tú”. Cada cual que elija, pero que no distinga.

Y en algunos casos agradezco profundamente el tuteo; cuando una señora de ochenta años va al médico, el familiar “¿Qué tal estás, Pilar? ¿Cómo te encuentras hoy?”, en vez del formal: “¿Cómo se encuentra usted hoy?”

Y por supuesto no olvidemos la entonación. Un “¿desea usted algo?” dicho con cara de asco y desgana puede resultar ofensivo, por mucho “usted” que use. Y un “¿puedo ayudarte?” con cara servicial puede incitarte a comprar.

Los tratamientos mezclan la lengua, la sociedad y la cultura. En español o en alemán diferenciamos “tú-usted”. Los ingleses no tienen tal peculiaridad (otra de las características que acabarán convirtiendo a esa lengua en la lengua del mundo) y no por ello son menos educados.

Yo decidí hace años tratar a todos por igual y elegí el tuteo. Y me considero rematadamente cortés.

——————————————————————————————————————
Os adjunto un “chiste gramatical” sobre este tema.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario