0 En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS RECETAS DE CUCHARA

LENTEJAS “SANTIAMÉN”, receta rápida y sana

Mi madre las llamaba “LENTEJAS SANTIAMÉN” porque era una comida para esos días en los que no tienes tiempo y las preparas en un santiamén. Cuando tengas prisa y quieras comer algo “caliente” puedes preparar este plato en media hora. Y ya sabes que las legumbres (lentejas, judías blancas, garbanzos…) tienen que aparecer en nuestra dieta al menos una vez por semana. Además de ser sanas, son baratas y se pueden usar en muchas recetas.

A mí lo que más me gusta de estas lentejas santiamén es el pan frito, así, crujiente y calentito. ¡Qué bueno! Me cuesta que llegue a la mesa, porque es una tentación y un trocito ahora y otro después…

La lenteja es posiblemente la legumbre más antigua cultivada; típica de la zona mediterránea y protagonista imprescindible de la famosa “dieta mediterránea”. Es la legumbre más tierna y, por ello, la más fácil de digerir. Son necesarias porque nos aportan calorías, proteínas, minerales e hidratos de carbono. Si necesitas hierro o calcio o si quieres aumentar tus defensas, come lentejas.

Puedes preparar otras recetas con legumbres, como los garbanzos con espinacas o la ensalada de habichuelas.

LENTEJAS “SANTIAMÉN”
 
Ingredientes
  • Un tarro de lentejas ya cocidas
  • Un paquete de taquitos de jamón (o chorizo)
  • Media cebolla
  • Un tomate maduro
  • Dos huevos duros
  • Un chorrito de aceite
  • Media barra de pan.
  • Pimienta, aceite y sal
  • Una hoja de laurel
Preparación
  1. Corta la cebolla muy pequeña.
  2. Pela el tomate y córtalo también.
  3. En una cazuela echa un poco de aceite y sofríe la cebolla y el tomate.
  4. Al final, añade el jamón y mezcla bien.
  5. Ahora el tarro de las lentejas y añade un poco de agua (¿cuánta? el mismo tarro).
  6. La hoja de laurel y un poco de pimienta negra en polvo.
  7. Tapa la olla y deja hervir quince o veinte minutos (a fuego medio).
  8. Mientras, pon los huevos a hervir hasta que estén duros.
  9. Y corta el pan a taquitos.
  10. Prepara una sartén con un dedo de aceite y fríe el pan hasta que esté dorado.
  11. Cuando sirvas las lentejas, echa encima unos trocitos de pan (mira la foto arriba) y unos trocitos de huevo.
  12. El resto del pan y huevo, sírvelo aparte en unos cuencos pequeños para que cada comensal se sirva a su gusto.

 

Lentejas santiamén, receta sana y rápida

LENTEJAS SANTIAMÉN

MÁS IDEAS

-Si realmente tienes prisa, puedes prescindir del pan y del huevo. Pero yo no lo recomiendo.

-Si te gustan los cominos, añade unos pocos a esta receta; quedan muy bien.

-Prueba las misma receta, pero con garbanzos o judías.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario