0 En COCINA TÍPICA ESPAÑOLA/ FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS RECETAS DE PESCADO/ PARA PICAR

MEJILLONES EN SALSA

¿Te apetecen unos mejillones en salsa? No lo pienses mucho. Una receta especial para cocineros principiantes. Muy sencilla y sabrosa.

¿Te apetecen unos mejillones en salsa? No lo pienses mucho. Una receta especial para cocineros principiantes. Muy sencilla y sabrosa.

Los mejillones siempre se pueden encontrar a buen precio y permiten muchísimas recetas. Desde unos simples “Mejillones al vapor” hasta un elaborado “paté de mejillones”. También puedes usarlo en ensaladas o servir en pinchos. En fin, que son prácticos. Esta receta de “MEJILLONES EN SALSA” es fácil y rápida. Ideal para los novatos. A mí me gusta mucho con unas guindillas, pero eso lo dejo al gusto de cada uno. Y si te apetece comerlos fresquitos, perfectos para acompañar una cerveza un día caluroso, prueba el SALPICÓN DE MEJILLONES.

Pueden ser un aperitivo o un primer plato.

Y nada de grasa.

MEJILLONES EN SALSA
 
Ingredientes
  • Un kilo de mejillones
  • Dos tomates maduros
  • Una cebolla
  • Unas cucharadas de aceite de oliva
Preparación
  1. -Lava los mejillones. Ponlos en una olla grande y cocínalos al vapor (no es necesario añadir agua).
  2. Cuando estén abiertos, apaga el fuego. Quítales una de las conchas y disponlos en una fuente o en un cuenco.
  3. Reserva el caldito que hayan soltado.
  4. Pela y corta los tomates y la cebolla (a trozos pequeños).
  5. Prepara una sartén con un poco de aceite. Cuando esté caliente, añade primero la cebolla; rehógala un poco y añade el tomate. Déjalos pochar a fuego lento. Al final, échales el caldo de los mejillones. Déjalo reducir unos cinco minutos y…ya está.
  6. Echa sobre los mejillones y a comer.

 

MÁS IDEAS

-Como he dicho arriba, con unas guindillas están buenísimos. Simplemente se añade un par de cayenas troceaditas a la salsa de verdura. Ahora tienes otro plato “MEJILLONES PICANTES”; son los favoritos de mi marido y le gusta comerlos como plato principal, con pan para mojar el caldito que han soltado.

-La salsa permite variaciones; por ejemplo con pimiento o calabacín. O una picada de ajos.

-Y si quieres innovar, prueba con unos piñones o almendras laminadas.

-Si tienes mucha prisa, puedes usar uno de los sofritos que ya están preparados.

-Los puedes dejar preparados del día anterior; calentar y servir.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: