En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS MENÚS COMPLETOS/ MIS RECETAS DE PASTA

PASTA CON LANGOSTINOS Y MEJILLONES

PASTA CON LANGOSTINOS Y MEJILLONES. Una receta deliciosa y sana para disfrutar de una mezcla de sabores extraordinaria. ¡Pruébala!

La PASTA CON LANGOSTINOS Y MEJILLONES es un plato delicioso y sano. Un plato de pasta con pescado y un buen aceite; añade el sabor de los ajos y el contraste del tomate seco y tendrás una comida sabrosa y sencilla.

Puedes hacer este plato con gambas o con calamar o sepia; y añadiendo alguna verdura más (pimiento rojo, por ejemplo).

Permite muchas adaptaciones; por ejemplo, si tienes niños, te recomiendo que pongas los mejillones sin ninguna concha, que olvides los ajos y que sustituyas el tomate seco por un poco de tomate natural que debes sofreír en el aceite donde has hecho los langostinos.

PASTA CON LANGOSTINOS Y MEJILLONES. Una receta deliciosa y sana para disfrutar de una mezcla de sabores extraordinaria. ¡Pruébala!

CON LANGOSTINOS, MEJILLONES Y TOMATE

Si compras un kilo de mejillones suelen sobrar algunos; a mí eso me viene de maravilla, porque los pongo antes de aperitivo o los reservo para hacer un SALPICÓN DE MEJILLONES o unos MEJILLONES EN SALSA.

Además, tienes también al caldito de los mejillones, con el que puedes hacer una estupenda sopa de pescado o usar como base para un arroz.

Es decir, que se aprovechan muy bien estos ingredientes.

Si te gusta el picante, no dudes en añadir una guindilla cayena al sofrito de ajo y tomate; le queda ideal.

Te propongo también algún primero y postre y así tienes un menú completo.

-De primero. ENSALADA DE NARANJA o ENSALADA DE INVIERNO.

-De postre. FLAN DE COCO o TARTA DE MANZANA.

PASTA CON LANGOSTINOS Y MEJILLONES
 
Ingredientes
  • Pasta para 4 personas (la cantidad que suelas usar)
  • 3-5 langostinos pelados por persona
  • 3-5 mejillones por persona
  • Aceite de oliva
  • Dos o tres tomate secos
  • 4-6 ajos
  • Sal
Preparación
  1. Pon agua a calentar en una olla grande para cocer la pasta. Del tipo que prefieras; yo uso mucho tallarines e es lo que se ve en las fotos, pero si prefieres otra pasta…
  2. Echa un poco de sal y cuece la pasta como sueles hacerlo.
  3. Mientras, cuece los mejillones en una cazuela grande; simplemente lávalos un poco, ponlos en la cazuela y echa un dedo de agua. Déjalos en el fuego hasta que veas que se abren. Desecha los que no están abiertos. Coge cada mejillón y quítale una parte de la concha. Resérvalos.
  4. Ahora, pon una sartén al fuego y echa un dedo de aceite (no creas que es demasiado; ten en cuenta que es la única grasas que lleva este plato y que el aceite, aunque no lo parezca, es el ingrediente principal). Ahí vas a freír los langostinos. Cuando los tengas listos, los sacas y los reservas,
  5. En ese mismo aceite, fríe los ajos (que antes has pelado y has cortado en láminas) y sofríe los tomates secos (que antes has cortado en tiras).
  6. Ahora añade a ese sofrito los langostinos y los mejillones. Mezcla todo bien.
  7. Pon en un plato la pasta y echa por encima lo anterior.
  8. Listo para comer.

 

¡Que aproveche!

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: