2 En MIS ARTÍCULOS

¡QUÉ HARTITA ESTOY DEL CONTRALUZ!

¡QUÉ HARTITA ESTOY DEL CONTRALUZ! Un breve comentario sobre ese contraluz que, frecuentemente, nos muestra aquello que no deseamos ver.

¡QUÉ HARTITA ESTOY DEL CONTRALUZ!

En la ducha, me miro las piernas… perfectas, ni un pelillo. Me siento en una terracita a tomar un café y, a contraluz, ¡qué susto! Mañana mismo me depilo.

Saco las copas del lavavajillas. Brillantes. Impolutas. Las llevo al armario y, de camino, aparece el contraluz.  ¡Mecachis! ¡Qué gotas!

Cojo el paño del polvo y me acerco a aparador. No, no hace falta que limpie. Nada de polvo. Paso un rato después, cuando el contraluz da de pleno y…!jolines! Debe de hacer un par de años que no quito el polvo de aquí.

Los cristales, el frigorífico, el espejo del baño, las puertas, los azulejos de la cocina…

¡Maldito contraluz!

Me acosa.

Me persigue.

Siento su aliento en mi nuca.

¡Nunca va a parar!

Si no existiera no habría tenido que depilarme, ni secar las copas, ni quitar el polvo, ni limpiar los cristales, ni el frigorífico.

¡y sería más feliz!


Y también estoy harta de ESE “PERO” TRAIDOR

(Ilustración de Carmen Calvo)

¿Te apetece curiosear?

2 Comentarios

  • Reply
    lluis
    07/11/2014 at 13:16

    Excepto en las fotos, que ayuda a que no se vean las arrugas, ojeras, y demás detalles.

  • Reply
    Victoria Monera Martínez
    07/11/2014 at 18:59

    Todo lo que ayude a disimular las arrugas… que sea bienvenido!!!

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: