En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS POSTRES

TOÑAS FINAS de Redován

Las TOÑAS FINAS son uno de los dulces típicos de mi pueblo, Redován, en el sur de la provincia de Alicante. En cuanto llega la Purísima (8 de diciembre), en muchos hornos comienzan a preparar esta masa para presentar a sus clientes las toñas finas bañada en miel y con un aspecto tan apetitoso que es imposible resistirse. Y también era esa fecha cuando, antes, la gente se reunía para preparar los dulces de navidad con almendra, con miel, con anís, con dulce de boniato; era un día especial en el que, además de cocinar, se disfrutaba con la familia o vecinos, se platicaba y se reía pensando ya en la fecha que se acercaba. Yo no hago tantos dulces, pero sí conservo la tradición de sacar el belén y la decoración navideña el Día de la Inmaculada y voy ordenando todo mientras preparo unas castañas asadas (¡qué bien huelen!), que como con avidez y llena de bellos recuerdos. ¡Espero que paséis unas felices navidades con todos los vuestros!

A mí me gustan las toñas finas sobre todo por el tipo de masa, porque se quiebra cuando la muerdes y tiene un suave aroma a anís. Si te animas a preparar tus propios dulces caseros navideños, no olvides las típicas EMPANADILLAS DE ALMENDRA o los COQUITOS, imprescindibles estas entrañables fiestas. Y si no te gusta el café, prueba el TÉ DE NAVIDAD casero para acompañar los dulces.

Veréis que es sencillo preparar las toñas finas (realmente es una masa básica); los ingredientes accesibles y cualquiera puede hacerlas y disfrutar de un postre casero y sano estas navidades.

TOÑAS FINAS de Redován
 
Ingredientes
  • Un kilo de harina
  • Medio litro de aceite de oliva suave
  • Un cuarto de azúcar
  • Un cuarto de anís seco
  • La corteza de un limón
  • Un tarro de miel
Preparación
  1. Calienta el aceite en un cazo. Recuerda echarle antes la corteza del limón para que suavice el sabor del aceite.
  2. En un cuenco grande, echa la harina (si antes la "aireas" un poco, mejor; simplemente muévela un poco con una cuchara o pásala por un colador grande).
  3. Haz un hueco en el centro y, con mucho cuidado, echa el aceite caliente y mueve y mezcla bien: lo que tradicionalmente se llama "escaldar" la harina.
  4. Añade el azúcar y el anís.
  5. Mezcla todo bien hasta obtener una masa compacta. Forma una bola y reserva.
  6. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y plana (una mesa, el poyo de la cocina...) y pon la masa.
  7. Aplana y forma una torta (de un grosor de un dedo, más o menos; a mí me gustan finas) y corta con un molde de metal de la forma que prefieras. Las típicas son las que ves en la foto, pero puedes hacer toñas finas de variadas formas. Si tienes niños, algunas con forma de árbol de navidad o de estrella. Si no tienes moldes,no para nada; simplemente córtalas con un cuchillo con la forma que quieras: cuadrados, triángulos... Con los restos de la masa, vuelve a formar una bola y... a empezar otra vez hasta que te quedes sin masa.
  8. Coloca cada toña en una bandeja de horno que previamente has untado con un poco de aceite.
  9. Mete al horno y cuece a 180 grados hasta que veas que las toñas se van dorando y cogen ese color tan atractivo. Mientras esperas a que una bandeja se cueza, prepara las siguientes toñas.
  10. Sácalas y deja que se enfríen.
  11. El último paso es mojarlas con miel. Un consejo, si hace frío la miel suele espesarse y es difícil de mojar las toñas. Puedes calentar un poco antes la miel o diluirla con un poco de agua.
  12. Cuando estén con su miel, reserva y puedes comerlas cuando quieras. Aclaro que a mí no me gusta que estén mucho tiempo mojadas porque la masa se reblandece con la miel. Suelo guardarlas sin miel y untarlas cuando voy a comerlas. Pero eso es solo cuestión de gustos. Como siempre digo, prueba y elige.

 

tonas-finas-1

TOÑAS FINAS DE REDOVÁN

MÁS IDEAS

-Puedes hacer TOÑAS FINAS CON ALMENDRA. La medida y el proceso es igual; solo sustituye parte de la harina por almendra molida (por ejemplo, un cuarto de almendra y tres de de harina).

-Es un dulce ideal para que lo preparen los niños; les encanta cortar la masa con los moldes y darles formas divertidas.

-Si no te convence comer las toñas finas con miel, prueba  a espolvorearlas con azúcar glas; deliciosas también.

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: