0 En MIS ARTÍCULOS

¿VINTAGE O RETRO?

¿VINTAGE O RETRO?

Por razones algo largas y difíciles de explicar, me he visto en la necesidad de investigar sobre la moda vintage. Sí, esa palabra que ahora suena mucho y pocos saben exactamente qué significa. Una boda vintage, ropa vintage, decoración vintage, estilo vintage, diseño vintage. ¡Hasta “vida vintage”!

Entonces, por ahí entremezclada,  ha aparecido la palabra retro y he pensado que será “lo mismo más  o menos”. Y no. Con esto queda patente mi desconocimiento del mundo de la moda. Sigo investigando.

Algunos trozos que he encontrado:

El vintage suele basarse en varios pilares, como la calidad (muchas veces se trata de productos artesanales o con materias primas de primer nivel), la exclusividad (por lo general son productos que fueron fabricados en pequeñas cantidades), la historia (el valor que otorga el paso del tiempo) y el estilo (se asocia al gusto refinado). (Definición de vintage)

La ropa retro tiene una apariencia más moderna y pulida, es decir; que para elaborar las prendas de vestir se inspiran en los estilos y diseños viejos, pero se utilizan materiales nuevos o contemporáneos. (Diferencia vintage-retro)

Porque la moda crea lenguaje, redefine, afina significados… para crear “nuevos” estilos, para ofrecer más variación a sus clientes, para aumentar su oferta, para (al fin y al cabo) hacernos un poco más esclavos.

Resulta que vintage es ropa hecha ya hace unos años y que se ha conservado bien; muchos dicen que solo las prendas de buena confección y buen tejido aguantan este paso del tiempo. O sea, prendas caras de buenas marcas y mejores diseñadores. Lo retro es ropa fabricada actualmente pero que tiene reminiscencias del pasado.

A ver. Me explico. Si abres el baúl de tu abuela y encuentras un bolso que ella lució hace 40 años, de esos con un cierre de metal y con tela de cortinas… vintage. Si te pones las perlas que tu madre se puso el día de su boda… vintage. Si te compras un vestido ceñido en la cintura y con un estampado de flores… retro. Y unas gafas de sol redondas, grandes y de pasta… retro. Un corsé con cremallera… retro.

En fin. Creo que todavía no me aclaro del todo.

Eso sí, ambos estilos juegan con el toque bohemio y romántico que todas estas prendas ofrecen a los nostálgicos de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: