TOÑAS FINAS de Redován
Tipo de receta: Dulces navideños
Tradicional casera
Prep tiempo: 
Cocción tiempo: 
Total tiempo: 
 
Un postre tradicional, sin aditivos no conservantes, para disfrutarlo en Navidad.
Ingredientes
  • Un kilo de harina
  • Medio litro de aceite de oliva suave
  • Un cuarto de azúcar
  • Un cuarto de anís seco
  • La corteza de un limón
  • Un tarro de miel
Preparación
  1. Calienta el aceite en un cazo. Recuerda echarle antes la corteza del limón para que suavice el sabor del aceite.
  2. En un cuenco grande, echa la harina (si antes la "aireas" un poco, mejor; simplemente muévela un poco con una cuchara o pásala por un colador grande).
  3. Haz un hueco en el centro y, con mucho cuidado, echa el aceite caliente y mueve y mezcla bien: lo que tradicionalmente se llama "escaldar" la harina.
  4. Añade el azúcar y el anís.
  5. Mezcla todo bien hasta obtener una masa compacta. Forma una bola y reserva.
  6. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y plana (una mesa, el poyo de la cocina...) y pon la masa.
  7. Aplana y forma una torta (de un grosor de un dedo, más o menos; a mí me gustan finas) y corta con un molde de metal de la forma que prefieras. Las típicas son las que ves en la foto, pero puedes hacer toñas finas de variadas formas. Si tienes niños, algunas con forma de árbol de navidad o de estrella. Si no tienes moldes,no para nada; simplemente córtalas con un cuchillo con la forma que quieras: cuadrados, triángulos... Con los restos de la masa, vuelve a formar una bola y... a empezar otra vez hasta que te quedes sin masa.
  8. Coloca cada toña en una bandeja de horno que previamente has untado con un poco de aceite.
  9. Mete al horno y cuece a 180 grados hasta que veas que las toñas se van dorando y cogen ese color tan atractivo. No tardan mucho, unos 20 minutos.
  10. Mientras esperas a que una bandeja se cueza, prepara las siguientes toñas.
  11. Sácalas y deja que se enfríen.
  12. El último paso es mojarlas con miel. Un consejo, si hace frío la miel suele espesarse y es difícil de mojar las toñas. Puedes calentar un poco antes la miel o diluirla con un poco de agua.
  13. Cuando estén con su miel, reserva y puedes comerlas cuando quieras. Aclaro que a mí no me gusta que estén mucho tiempo mojadas porque la masa se reblandece con la miel. Suelo guardarlas sin miel y untarlas cuando voy a comerlas. Pero eso es solo cuestión de gustos. Como siempre digo, prueba y elige.
Recipe by Divinas Palabras. Victoria Monera at https://www.victoriamonera.com/tonas-finas-de-redovan-dulces-navidad/