En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ RECETAS FRESCAS Y ENSALADAS/ TODO VERDURA

ENSALADA DE INVIERNO. Con escarola, apio y cardo

Ensalada de invierno con escarola, apio y cardo.

Esta ENSALADA DE INVIERNO con escarola, apio y cardo es la que prepara mi madre cuando empiezan a llegar los días fríos y vemos esos ingredientes en los mercados. Es una ensalada muy fresca, con un sabor excelente a limón y con un toque ligeramente amargo que le da el cardo.

Si nunca habéis probado el apio y/o el cardo crudo, no dejéis de empezar a hacerlo con esta receta; estoy segura de que os van a conquistar. Son verduras que tienen un fuerte sabor que se nota más cuando se consumen sin cocer. En mi pueblo, Redován, es bastante habitual comer apio crudo, es decir, coger una rama de apio, lavarla y comérsela con la mano, sin más historias; a mis hijos siempre les ha gustado hacerlo de esta manera y es una buen aperitivo.

Supongo que no es necesario alabar “lo sano” de esta ensalada de invierno; tres verduras “verdes”, limón y aceite. Desintoxicante, refrescante, aromática, sana. Y muy importante: sabrosa.

Mi madre dice que es la que preparaba mi abuela para acompañar la carne asada y, sinceramente, me parece perfecta como guarnición o como entrada para platos fuertes como barbacoas, paellas, carnes al horno o pescados (sardina o boquerón, por ejemplo). Aporta un contraste que resaltará el plato principal.

ENSALADA DE INVIERNO
Recipe type: ENSALADA
Prep time: 
Total time: 
 
Una ensalada con ingredientes típicos de otoño e invierno que mi madre prepara siempre para acompañar carne o pescado- Escarola, cardo, apio y limón.
Ingredientes
  • Una escarola
  • Unas ramas de apio
  • Unas ramas de cardo
  • Un limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación
  1. Lava y corta la escarola.
  2. Ponla en el cuenco hondo o en el fuente donde piensas servir la ensalada..
  3. Lava también el apio. Córtalo en trozos.
  4. Ahora le toca al cardo y esto es más difícil.
  5. Prepara un cuenco o ensaladera con agua fría y exprime el limón.
  6. Coge una rama de cardo, échale un poco de sal y "frota" la sal por todo el cardo. Lávalo bien, córtalo y échalo al cuenco de agua y limón. Verás como se pone blanco unos minutos después.
  7. Echa el apio y los trozos de cardo (sin lavar, porque así tienen el sabor al limón) sobre la escarola.
  8. Un buen chorro de aceite de oliva y una pizca de sal.
  9. Mezcla todo bien..
  10. Pruébala y, si lo crees necesario, añade más limón.
  11. Lista para servir.
  12. ¡A disfrutar!

Y una última idea: ponedle una alcachofa troceada; otro sabor ligeramente amargo para una ensalada muy peculiar.

¿A que sí?

¿Te apetece curiosear?