0 En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS RECETAS DE PESCADO/ RECETAS FRESCAS Y ENSALADAS

ENSALADA DE PIMIENTO Y BACALAO

ENSALADA DE PIMIENTO Y BACALAO. Solo con tres ingredientes, pimiento, bacalao y aceite tienes una ensalada/primer plato excelente, sabrosa y muy sana.

La ENSALADA DE PIMIENTO Y BACALAO era un clásico en mi casa; mi madre solía hacerla sobre todo en la temporada de pimiento rojos, grandes y con una carne jugosa que los convierte en un manjar.

Bacalao y pimiento. Un contraste ideal

El pimiento, con el contraste del bacalao (algo desalado, pero no del todo), resulta un plato, en mi opinión, exquisito. Añade un buen aceite de oliva para bañar los dos ingrediente y un buen pan para mojar. Lo que he dicho antes, ¡un manjar!

Platos «de toda la vida»

Yo tengo un especial interés por estos platos sencillos, de toda la vida, que muchas veces no apreciamos en su justo valor. Están basados en productos sencillos y siempre de temporada que combinan perfectamente. Es el caso de esta ensalada.

Ensalada o primer plato

La puedes servir como ensalada, como tapa o como primer plato. Para una cena ligera es ideal.

No dejéis de probarla, por favor.

Además

Si no te gusta el bacalao, usa anchoas o unos troncos de atún o caballa.

Puedes prescindir del ajo, claro.

Para un toque de color, añade un poco de perejil fresco picado.

ENSALADA DE PIMIENTO Y BACALAO

ENSALADA PIMIENTO Y BACALAO
 
Ingredientes
  • Pimientos rojos asados al horno.
  • Unas migas de bacalao.
  • Un ajo.
  • Aceite de oliva.
Preparación
  1. Para asar los pimientos
  2. Lava bien los pimientos
  3. Coge una bandeja de horno. Protégela con papel de aluminio y pon los pimientos. Ásalos en el horno a 200 grados hasta que la piel se despegue con facilidad (verás que se pone muy oscura; no te preocupes).
  4. Sácalos del horno y déjalos enfriar.
  5. Después, limpia los pimientos (quítales le piel, el corazón y las pepitas) y córtalos a tiras.
  6. Para montar el plato
  7. En un plato (mejor blanco) llano, dispón los pimientos.
  8. Pon las migas de bacalao. El bacalao puedes desalarlo un poco; simplemente ponlo a remojo mientras los pimientos se asan en el horno. Después quítales el agua y ya los tienes. Recuerda que el bacalao ya aporta la sal al plato; no añadas sal hasta probarlo y ver si la necesita.
  9. Corta al ajo a láminas lo más finas posibles y échalas sobre el bacalao.
  10. (Por supuesto, puedes comprar los pimientos ya asados; ahora hay marcas que ofrecen este producto de gran calidad).
  11. Al final, abundante aceite de oliva.
  12. Para acompañar este plato son imprescindibles unas buenas rebanadas de pan.

 

 

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: