0 En ACTUALIDAD

ESCRITORAS DE HOY. A propósito del 8 de marzo

Como en todas las facetas, las mujeres han ido ascendiendo en el mundo literario. No sin esfuerzo, claro. Y no en calidad, porque las pocas que antes había dejaron claro que en este aspecto no tenían que demostrar nada. Pero sí en presencia. Si nos preguntamos a nosotros mismos cuántas escritoras conocemos anteriores al siglo XIX, nos admiraremos de lo exigua que es esa lista. Hacedlo mentalmente y después comparad con los autores que conocéis. Y si nos preguntamos a cuáles de ellas hemos leído… pocas o ninguna. Menos mal que luego llegaron las hermanas Bronte, George Sand y Agatha Christie y arreglaron un poco la situación (con el disfraz del seudónimo casi todas, por supuesto).

Y eso ha cambiado. Ahora no es raro encontrar en las listas de los escritores más leídos a dos o tres mujeres. Y además creadoras de diferentes estilos literarios. Bravo por ellas.

Pero los porcentajes siguen dejando a las mujeres muy por debajo de los hombres. Fijaos en estos cuatro datos.

1.La mexicana Elena Poniatowska ganó en 2014 el PREMIO CERVANTES (el máximo galardón de las letras hispanas). Con ella el número de mujeres merecedoras de este premio ascendió a 4 frente a los 35 hombres que lo han ganado desde la primera edición en 1976.

2.La penúltima mujer en ser miembro de la Real Academia Española (RAE) fue la poeta y traductora Clara Janés (mayo 2015). Se convirtió en la séptima mujer en ocupar un sillón (con la letra “U”) de un total de 46 sillones. Ha sido la décima mujer a lo largo de los 300 años de historia que tiene esta institución. Y este año 2017 ha entrado lalexicógrafa y folíligo María Paz Battaner, que ocupa la silla “s”. Ya son once las “mujeres RAE”.

3.La bielorrusia Svetlana Alexiévich ganó en 2015 el PREMIO NOBEL DE LITERATURA. Solo 14 mujeres han ganado este premio (desde 1901, en que fue creado). Y de esas catorce, solo una hispana, la poetisa Gabriela Mistral. En tantos por cien, solo un 12% de mujeres del total de premiados.

4.Un 25 % de libros que se publican son de autoras. Y ahora vamos a comparar con las cifras de lectores. Porque aquí cambian mucho los números. Hay más mujeres lectoras que hombres. En las dos últimas décadas más de un 60% de lectores son mujeres. Y es un dato con marcada tendencia a subir.

Pocas escritoras y muchas lectoras. Un contraste interesante, ¿no?

¿Cuál es la deducción lógica? Las editoriales se han espabilado y han visto que la llamada y siempre discutida “literatura femenina” tiene futuro. Y que esas lectoras compran más libros escritos por mujeres (¿por solidaridad?, ¿por empatía?).

Así se explica el éxito de las sagas de J.K. Rowling (y su “Harry Potter”), de Stephanie Meyer (con los modernos vampiros de “Crepúsculo”), de E. L. James (y su morbosa-erótica saga “Sombras de Grey”), de Megan Maxwell y de muchas otras.

El éxito económico de estos libros es indiscutible. J.K. Rowling y E.L. James aparecen en las listas de escritores más ricos. Y por tanto, sus editores también.

Y no olvido a Danielle Steel. Quiero desde aquí homenajear a las autoras de “novela rosa”, ajenas a las modas; siempre están ahí, presentes, con sus novelas románticas para fieles lectoras (las más fieles, sin duda).

La calidad literaria ya es otro tema que convendría debatir. Es difícil “entrar” en el mundo de Grey sin sentirse un poco sucia “por dentro y por fuera”. O leer a Megan Maxwell y mantener la frente alta.

Pese a mi último comentario, me siento orgullosa de ellas. De estas mujeres que se han atrevido a entrar en el mundo editorial como triunfadoras, de ofrecer un producto que (por lo que se ve) mucho público estaba esperando, de no tener miedo a ser osadas y hasta descaradas y de conseguir lo que otros muchos escritores (supuestamente mejores) no han conseguido: que la gente lea, que muchos se paren ante una pila de libros y digan ”Mira, es la última de Grey; la voy a comprar” o que el número de descargas de estos títulos aumente día a día. Si han conseguido que en algunas casas donde antes no había ningún libro, ahora haya uno… ¡enhorabuena!

Felicidades a todas ellas. De verdad.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario