En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ PARA PICAR

EMPANADILLAS FRITAS CLÁSICAS

EMPANADILLAS FRITAS CLÁSICAS. Una receta de esas de toda la vida. Muy fácil y muy rica. A mí me trae recuerdos de mi niñez.

Las EMPANADILLAS FRITAS CLÁSICAS me gustaban mucho de pequeña; mi madre las hacía de aperitivo y me encantaban bien tostaditas y crujientes. No sé exactamente por qué, después las olvidé. Ahora las he rescatado con el relleno típico, es decir el que hacía mi madre. Es un relleno sencillo con ingredientes que siempre tenemos en casa; claro que puedes rellenarlas con lo que quieras (abajo te doy algunas ideas más). Una recomendación, que no sea un relleno demasiado graso.

Los paquetes de obleas que se suelen encontrar llevan 18 obleas; si son demasiadas para ti puedes hacer dos rellenos, el típico con atún y otro con jamón serrano o york, guisantes y cebolla. Tendrás dos tipos de empanadillas fritas diferentes (carne y pescado) para que tus comensales puedan elegir.

Si tienes poco tiempo, puedes comprar un bote de pisto (hay algunas marcas de una gran calidad), añade el atún (o no: “empanadillas fritas vegetales”) y relleno listo.

Una amiga suele preparar las empanadillas fritas clásicas con carne picada; algo así como una mezcla para boloñesa; las he probado y están buenas, pero demasiado empachosas para mí.

Un pero: no se conservan bien si sobran, suelen reblandecerse; es decir, intenta hacer las que necesites y reserva las obleas que te sobren para otro día.

EMPANADILLAS FRITAS CLÁSICAS
 
Ingredientes
  • Un paquete de obleas especial para empanadillas (12 obleas)
  • Una lata de atún
  • Tres o cuatro cucharadas de tomate frito
  • Dos huevos duros
  • Aceite de oliva
Preparación
  1. Primero prepara el relleno.
  2. En un cuenco, echa el atún (recuerda quitarle el aceite, porque las empanadillas pueden quedar demasiado grasas).
  3. Añade el tomate y el huevo duro bien troceado.
  4. Mezcla bien.
  5. Limpia bien la superficie de la cocina y coloca las obleas (sin quitarles el papel que llevan abajo).
  6. Pon una cucharada de la mezcla en el centro de cada oblea; procura que no sea muy grande, porque al cerrar las obleas se te puede salir el relleno por los lados.
  7. Ahora dobla cada oblea usando el papel y presiona bien para que el borde quede bien unido. Puedes usar un tenedor para presionar.
  8. Pon abundante aceite de oliva en un sartén (unos dos dedos); espera a que se caliente y ve friendo las empanadillas hasta que veas que están doradas por ambos lados.
  9. Sácalas y colócalas en una fuente con un papel de cocina debajo para que absorba el aceite sobrante.
  10. Ahora pásalas a la fuente donde quieras servirlas.
  11. Puedes decorar este plato con algo verde para tener un contraste de colores, por ejemplo unos canónigos o un poco de rúcula.

 

OTRAS POSIBILIDADES DE RELLENO

-Solo con verduras: prepara un pesto con tomate, pimiento rojo, cebolla y guisantes.

-El relleno de las EMPANADILLAS CARMELI.

-Con bacón o jamón york, cebolla y guisantes.

-Con salmón ahumado, cebolla y pimiento verde.

-A tu gusto.