En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS RECETAS DE PESCADO/ RECETAS FRESCAS Y ENSALADAS

ENSALADA DE SALMÓN Y RÚCULA

ENSALADA DE SALMÓN Y RÚCULA. Sencilla, muy fresca y muy original. Con un toque de mostaza y miel que, mezclado con la rúcula, le da un sabor exquisito.

Una ENSALADA DE SALMÓN Y RÚCULA es una buena idea para servir un día especial; una ensalada diferente con una original mezcla de sabores: mostaza, miel, salmón y rúcula. La preparación es muy sencilla y obtienes una presentación muy atractiva por los colores tan dispares de los ingredientes básico. Ideal para un cumpleaños o una fiesta.

Si no sueles usar rúcula en tus recetas, convendría que lo hicieras. Aunque ten en cuenta que a mucha gente no le gusta su sabor ligeramente amargo (que es lo que otras personas más aprecian, curiosamente). Si no conoces bien a tus invitados, no te arriesgues y prepara esta receta con otra verdura verde, por ejemplo, unos canónigos (yo no la he probado con un mix de lechugas, pero supongo que irá bien).

La rúcula es una verdura típica de la zona mediterránea con un sabor ligeramente picante-amargo. Sus beneficiosos para la salud son muchos:

-ayuda a luchar contra el cáncer,

-evita el envejecimiento y el deterioro del cerebro prematuros

-es genial para perder unos kilos (porque te “llena”)

-tiene vitamina C, potasio, fósforo y manganeso

Más sobre LA RÚCULA

ENSALADA DE SALMÓN Y RÚCULA
 
Ingredientes
  • Un trozo de salmón ahumado (en un taco)
  • Una bolsa de rúcula
  • Unos trocitos de queso feta
  • Una cucharada de mostaza antigua
  • Unas cucharadas de miel
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación
  1. Corta el salmón a taquitos pequeños
  2. Ponlos en un cuenco; añade una cucharada de mostaza antigua y dos o tres de miel. Mezcla todo bien y déjalo macerar un rato.
  3. Corta el queso feta a taquitos y reserva.
  4. Lava la rúcula y ponla en una fuente plana.
  5. Échale un poco de aceite y sal y mezcla bien.
  6. Ahora añade los tacos de queso feta.
  7. Y los de salmón (con su salsa)
  8. Lista para servir.

MÁS IDEAS

-Puedes sustituir el queso feta por queso fresco.

-La misma receta queda bien con una mezcla de lechugas.

-Si no te gusta la mostaza, haz una vinagreta con miel y vinagre de módena o limón.

-Unos frutos secos le pueden dar un toque exótico.

-¿Te apetecen unas aceitunas negras, tipo cuquillo? Genial el contraste de color y sabor.