En HISTORIA LIT. ESPAÑOLA

LAS VANGUARDIAS LITERARIAS. Futurismo, dadaísmo, expresionismo, surrealismo…

El futurismo, el dadaísmo, el surrealismo, el creacionismo y el ultraísmo son los movimientos de vanguardia que aparecen a principios del siglo XX. Estas vanguardias literarias llegan a España donde encuentran un clima propicio para su desarrollo e influyen en la obra de escritores como García Lorca, Gerardo Diego, Jorge Luis Borges o Rafael Alberti.

LAS VANGUARDIAS ARTÍSTICAS

Bajo el nombre de “vanguardia” se estudian los movimientos artísticos europeos de principios del siglo XX que reaccionaron contra el romanticismo y el realismo del siglo XIX; las vanguardias son varias manifestaciones artísticas que rechazan la tradición y buscan nuevos caminos de expresión.

LOS ISMOS

El término ISMO incluye los movimiento de vanguardia (como los citados arriba) que defienden distintos principios estéticos pero que comparten algunas características.

LAS VANGUARDIAS EUROPEAS

FUTURISMO

Nace en 1909 con el MANIFIESTO FUTURISTA de Filippo Marinetti quien defiende el olvido de todo sentimentalismo y la admiración de los avances técnicos del nuevo siglo: la velocidad, las máquinas, el deporte, la industria… El futurismo rompe radicalmente con el pasado, es antirromántico y destierra los sentimientos humanos como materia de arte

Sus dos afirmaciones más conocidas son:

-“¡Matemos el claro de luna!”

-“Un automóvil de carreras es mucho más hermoso que la Victoria de Samotracia”.

-«El dolor humano no es más importante que el que siente una lámpara eléctrica en un cortocircuito».

El futurismo literario destruye la sintaxis, prescinde de la puntuación y elimina las imágenes convencionales; busca «las palabras en libertad», unidas al azar. Suprime los adjetivos y los nexos sintácticos para conseguir dinamismo y velocidad. Además, introduce signos matemáticos y dispone tipográficamente los textos.

DADAÍSMO

Lo crea en 1916 el poeta rumano Tristan Tzara. “DADA” alude al balbuceo de los niños, ya que este movimiento busca romper con el arte de la corrompida sociedad burguesa para volver a la inocencia de la infancia. Buscan lo espontáneo y lo improvisado; están contra el arte y la belleza y defienden el azar como forma de expresión única.

Es el movimiento de vanguardia más radical.; Dadá va contra todo, es la negación absoluta e incluye al arte y la literatura.

UN POEMA DE TRISTA TZARA

Para hacer un poema dadaísta

Toma un periódico.

Toma unas tijeras.

Elige en el periódico un artículo de la longitud que quieras darle al poema.

Recorta el artículo.

Recorta en seguida y con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y mételas en una bolsa.

Agítala suavemente.

Ahora saca las palabras, una tras otra.

Cópialas meticulosamente

en el orden en que las has ido sacado.

El poema está listo. Se te parece.

Eres ya un escritor absolutamente nuevo y de una sensibilidad arriesgada, aunque incomprendida por los ignorantes.

CUBISMO

El cubismo tuvo más repercusión en la pintura (Picasso, Georges Braque y Juan Gris) que en la literatura. Su principal exponente fue el poeta francés Guillaume Apollinaire, del que destacan sus caligramas, poesías visuales que reproducen la realidad expresada mediante tipografías.

EXPRESIONISMO

Presenta un signo diferente a los otros; además de una mayor duración y extensión. Nace en la pintura hacia 1905 y pasa después a la literatura. Para los expresionistas, la literatura debe reflejar lasa tensiones espirituales internas y debe luchar contra ellas; de ahí el tono rebelde y pesimista de sus obras.

Los temas expresionistas son la guerra, el miedo, la pérdida de la identidad individual, la destrucción global, la locura, el amor, el delirio y la naturaleza.

Este movimiento influyó en la literatura de la época, especialmente en autores como Georg Trali, Alfred Dóblin y Franz Kafka.

SURREALISMO

Su origen es el MANIFIESTO SURREALISTA de André Breton en 1924 y supone la adaptación al arte de las teorías sobre el subconsciente y la interpretación de los sueños de Sigmund Freud. Es el movimiento de vanguardia más revolucionario y de mayor alcance.

Surgen con total libertad las fantasías, las obsesiones, los sueños y deseos ocultos del artista.

El término “surrealismo” hace referencia a un estado superior al realismo. Pretende la liberación del arte, que debe expresarse sin la intervención de la razón o la conciencia.

Literariamente usan varias técnicas, entre las que destacan:

LA ESCRITURA AUTOMÁTICA. Transcripción de las ideas o palabras que pasan por la mente del autor sin ningún tipo de filtro racional.

EL COLLAGE. Unión de palabras recortadas de periódicos, revistas…

EL CADÁVER EXQUISITO. Consiste en juntar frases y palabras de diferentes personas de forma consecutiva sin saber qué habían escrito los anteriores.

Los surrealistas sostienen que la creación debe ser anónima, espontánea, intuitiva y automática. Muchos de estas técnicas se prueban bajo los efectos de sustancias que provocan seminconsciencia o estados hipnóticos.

LAS VANGUARDIAS LITERARIAS

CARACTERÍSTICAS 

Las vanguardias no se desarrollan por igual en todas las artes. El cubismo, por ejemplo, encuentra su vía en la pintura y la escultura, pero literariamente es difícil de adaptar. Vemos ahora las características de las vanguardias literarias.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Los artistas rompen con las estructuras clásicas y buscan formas de expresión libres y originales. La experimentación es la base de los ismos.

-PROVOCACIÓN

El artista quiere provocar al lector para que éste reaccione.

-DESAPARICIÓN DE LA PERSONIFICACIÓN

Se busca lo abstracto y se huye de lo relista y personificado.

-SE ROMPREN LAS NORMAS DE EXPRESIÓN

Se abandona totalmente el uso de la métrica clásica, se rompe con la puntuación y la sintaxis y se apuesta por el uso de la imagen. Aparece EL CALIGRAMA, un poema escrito con forma de imagen.

-INNOVACIÓN

El arte debe ser original y único; el artista debe olvidarse de todo lo anterior y partir de cero para descubrir una nueva realidad.

-SIMBOLISMO

Los símbolos se usan como vía de expresión del nuevo arte abstracto.

LAS VANGUARDIAS LITERARIAS EN ESPAÑA

LOS PRECURSORES

Las vanguardias llegan a España en 1918 con el poeta chileno Vicente Huidobro que venía de Paris. En España encuentra un clima perfecto para las nuevas ideas, creado por estos tres autores: Ramón Gómez de la Serna (revista literaria Prometeo), Guillermo de Torre (Literaturas europeas de vanguardia) y José Ortega y Gasset (Revista de Occidente).

Gómez de la Serna rechaza la interpretación tradicional de la realidad y quiere eliminar el sentimentalismo; para ello utiliza el humor y crea “LAS GREGUERÍAS«, con las que muestra una visión insólita de la realidad.

También las tertulias (como la de Ramón Gómez de la Serna o la de Rafael Cansinos-Asséns) sirvieron para mostrar el nuevo espíritu artístico de las vanguardias.

La influencia del futurismo o el surrealismo fue vital.

CREACIONISMO

Fundado por Vicente Huidobro y desarrollado por Gerardo Diego y Juan Larrea, miembros de la Generación del 27.

El creacionismo rechaza la imitación de la realidad y la crea como lo haría Dios, inventando nuevas palabras y relaciones inconexas. «El poeta es un pequeño Dios», dice Huidobro. El poema es bello por sí mismo, no por su comparación con la relidad.

ULTRAÍSMO

Rafael Cansinos-Asséns escribió el primer manifiesto de este movimiento en 1919 y contó con el apoyo de Jorge Luis Borges y Vicente de la Torre.

El nombre proviene de “ultra” (más allá) porque buscan una renovación radical del lenguaje y de la idea de poesía. Consideran la imagen poética el centro de la creación y quieren eliminar la anécdota y el sentimentalismo. Usan el caligrama para que sugiera visualmente parte de su contenido.

EL SURREALISMO

Es el movimiento vanguardista que más influyó en la poesía española. Se desarrolla en España a través de la Residencia de Estudiantes, donde se reúnen casi todos los miembros de la Generación del 27. Se ha cuestionado si realmente hubo surrealismo en España, ya que el surrealismo español no es estricto; los poetas españoles no siguen las reglas a rajatabla, pero sí integran la liberación de la imagen (sin lógica alguna) y con ello consiguen un enriquecimiento prodigioso del lenguaje.

Todos los poetas de la Generación del 27 tuvieron una época surrealista. pero es más evidente en Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, García Lorca y Rafael Alberti, especialmente.

El surrealismo triunfó en el cine español. Debemos citar a Luis Buñuel quien, con la ayuda de Salvador Dalí, realizó «Un perro andaluz» (1929) y «La edad de oro» (1930), dos de las películas más importantes del movimiento surrealista.

ALGUNOS TEXTOS VANGUARDISTAS

DOS POEMAS CREACIONISTAS

FUENTE, Gerardo Diego

Mecanismo de amor
Mi grifo versifica mejor que el ruiseñor

Y eras tú y tu vestido
lo que todos los días he bebido

camino de la noche
junto al árbol real
mientras el viento espera
la hora de abrir el hospital

Pero tus ojos ya no vuelan
ni los pájaros anidan en las ventanas muertas
El agua en el balcón
como un perro olvidado

Mi corazón y el baño se vacían

Puedes dormir tranquila
No hay cuidado

CREACIONISMO, Gerardo Diego

¿No os parece, hermanos,
que hemos vivido muchos años en el sábado?
Descansábamos
porque Dios nos lo daba todo hecho.
Y no hacíamos nada, porque el mundo
mejor que Dios lo hizo…

Hermanos, superemos la pereza.
Modelemos, creemos nuestro lunes,
nuestro martes y miércoles,
nuestro jueves y viernes…

Hagamos nuestro Génesis.
Con los tablones rotos,
con los mismos ladrillos,
con las derruidas piedras,
levantemos de nuevo nuestros mundos.

La página está en blanco:
«En el principio era…»

UN POEMA ULTRAÍSTA

MAÑANA, Jorge Luis Borges

Las banderas cantaron sus colores
y el viento es una vara de bambú entre las manos
El mundo crece como un árbol claro
Ebrio como una hélice
el sol toca la diana sobre las azoteas
el sol con sus espuelas desgarra los espejos
Como un naipe mi sombra
ha caído de bruces sobre la carretera
Arriba el cielo vuela
y lo surcan los pájaros como noches errantes
La mañana viene a posarse fresca en mi espalda

UN POEMA SURREALISTA

INFANCIA Y MUERTE, García Lorca (fragmento)

Para buscar mi infancia, ¡Dios mío!
comí naranjas podridas, papeles viejos, palomares vacíos,
y encontré mi cuerpecito comido por las ratas,
en el fondo del aljibe y con las cabelleras de los locos.
Mi traje de marinero
no estaba empapado con el aceite de las ballenas,
pero tenía la eternidad vulnerable de las fotografías.
Ahogado, sí, bien ahogado. Duerme, hijito mío, duerme.
Niño vencido en el colegio y en el vals de la rosa herida,
asombrado con el alba oscura del vello sobre los muslos,
agonizando con su propio hombre que masticaba tabaco en su costado
siniestro.

MÁS TEXTOS

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: