0 En FÁCILES PARA PRINCIPIANTES/ MIS ALIÑOS Y OTRAS COSAS

TÉ DE NAVIDAD

Lo podemos llamar “TÉ DE NAVIDAD” o “TÉ DE INVIERNO”. Antes compraba mezclas especiales de “Té de Navidad”. Ahora, después de ir probando, hago “mi té de Navidad”, con ingredientes que tengo a mano en casa. Me resulta muy gratificante prepararlo y, sinceramente, no me viene mal ahorrar un poco, porque estas mezclas suelen ser bastante caras.

El té es una infusión con muchas ventajas. Para mí, la principal es su sabor un poco amargo (por lo mismo no le gusta a otros). Pero lo que se suele alabar son sus propiedades beneficiosas para la salud; si buscáis por ahí, encontraréis que es antioxidante, antiinflamatorio, calmante, previene el infarto… y no sigo. Ya veis que es “increíble”. Os recuerdo que también contienen teína y que, por eelo, “despeja” que da gusto.

Yo llevo unos años tomando un gran vaso de té cada tarde. Y me gusta variar. Muchas veces tomo rooibos, que es una planta de origen sudafricano similar al té, pero sin teína (puedes tomarlo a cualquier hora) y con un suave efecto relajante, además de un sabor ligeramente dulzón. Tiene un color rojizo muy atractivo.

Suelo incluirlo en mi MENÚ DE NAVIDAD como acompañamiento de los dulces típicos, como las EMPANADILLAS DE ALMENDRA , los COQUITOS o las TOÑAS FINAS. Es una buena alternativa al café y cada vez más españoles se aficionan al té y agradecen que se lo sirvan.

Entonces, la receta que os voy a dar la podéis preparar con té verde (el más sano), con té negro (el más fuerte) o con rooibos (si queréis dormir).

TÉ DE NAVIDAD
 
Ingredientes
  • Té o rooibos
  • Canela en rama (cortada a trocitos)
  • Cáscara de naranja (que has dejado secar al sol durante unos días) también a trocitos
  • Clavo
  • Jengibre (opcional; le da un sabor picante que a mucha gente no le gusta)
  • Azúcar o miel para endulzar (al gusto de cada uno)

PREPARACIÓN

-Mezcla todos los ingredientes (las cantidades de cada uno dependen de tu gusto; por ejemplo, yo suelo echar bastante canela porque me gusta mucho su sabor. Lo mejor es que vayas probando hasta encontrar el que más te gusta).

-Calienta el agua y, cuando esté a punto de hervir, echa una cucharadita de té por taza (si es de bolsita, también una por persona).

-Apaga el fuego, tapa y deja “soltar” unos cinco-diez minutos. Cuanto más tiempo “suelte” más fuerte será su sabor. A mí me gusta dejarlo al menos diez minutos, así el sabor de las especias y la naranja se nota más. Pero eso depende de tu gusto. Ya sabes… ve probando.

-Con o sin azúcar… elige tú. O miel o algún edulcorante que suelas tomar. Ten en cuenta que la canela y la naranja ya aportan un poco de dulzor al té. Si usas rooibos, casi es mejor no añadir nada y tomarlo sin endulzar.

UNA IDEA

-Además de para merendar, también es perfecto para cerrar una buena comida; el aroma y el sabor te van a sentar muy bien y tu estómago lo va a agradecer (el de tus invitados también).

-Este TÉ DE NAVIDAD es un buen regalo para las fiestas. Prepara más cantidad y lo repartes en bolsitas decoradas; añade alguna tarjeta de felicitación con un lacito y tendrás un regalo “casero” original.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: