En HISTORIA LIT. ESPAÑOLA

POEMA DE MÍO CID. Características, tema, autor, estilo, fecha

POEMA DE MÍO CID. Características, tema, fecha, autor, estructura, estilo. Una obra imprescindible en la historia de la literatura española.

La épica medieval aparece con los juglares; ellos se encargan de llevar de pueblo en pueblo los cantares de gesta, como el POEMA DE MÍO CID, una de las obras imprescindibles de la literatura española. Su valor, histórica y culturalmente, es incalculable. Analizamos ahora el «POEMA DE MÍO CID. Características, tema, fecha, autor, estructura, estilo».

La literatura en la Edad Media

La literatura en la Edad media tiene unas características peculiares. Aparecen los primeros textos escritos en un español todavía algo indeciso y que, poco a poco, va tomando forma. La literatura española nos ofrece grandes obras que servirán de antesala a los gloriosos autores del Siglo de Oro español.

Conviene que sepas las peculiaridades de esta época literaria:

¿Qué son los cantares de gesta?

Loa cantares de gesta son obras del género épico que narran, en verso, hazañas de héroes. Se difundían oralmente y eran los juglares quienes “cantaban” (es decir, recitaban y representaban) estos cantares, en plazas y en castillos, por toda España. Este oficio se llama “mester de juglaría” (trabajo de juglares) y era una tarea ardua ya que, para atraer y mantener la atención del público (de quien dependían para subsistir) actuaban, recitaba, hacían juegos malabares, mímica, tocaban algún instrumento, cantaban… Después, claro está, esperaban una buena «soldada», en recompensa a su buen hacer.

Recursos artísticos de los juglares

Cuando recitaban, los juglares usaban algunos recursos:

-Llamadas de atención al público para llamar su atención.

-“Captatio benevolentiae”, un tópico literario típico de la Edad media, es decir, conseguir la benevolencia del público mostrando, por ejemplo, una falsa modestia.

-Gesticulación e imitación de voces.

-Adverbios de presencia (“Aquí veis al héroe”) y referencias visuales (“Veréis moros y cristianos”).

-Repeticiones que facilitan la memorización y la recitación, tanto del juglar como del público presente.

-Predominan las oraciones simples y coordinadas, porque son más fáciles de recordar y permitan improvisar mientras se recita.

-Se usa el presente de indicativo para hacer más cercana la historia a los presentes.

-Al final, se pide la soldada, es decir, un dinero por la actuación.

EXPRESIÓN LITERARIA DEL MESTER DE JUGLARÍA. Poemas, medida y rima

Las obras del mester de juglaría se expresan en TIRADAS ÉPICAS, es decir, series indeterminadas de versos de arte mayor isosilábicos (de unas 16 sílabas, con una cesura interna) y rima asonante continua.

Unos versos del Mío Cid (versión modernizada) de ejemplo:

A los que conmigo vengan // que Dios les dé muy buen pago;
también a los que se quedan // contentos quiero dejarlos.
Habló entonces Álvar Fáñez, // del Cid era primo hermano:
«Con vos nos iremos, Cid, // por yermos y por poblados;
no os hemos de faltar // mientras que salud tengamos,
y gastaremos con vos // nuestras mulas y caballos
y todos nuestros dineros  // y los vestidos de paño,
siempre querremos serviros // como leales vasallos».

POEMA DE MÍO CID. Características

Tema, fecha, autor, estructura, estilo, métrica, importancia

EL MESTER DE JUGLARÍA MEDIEVAL

El Poema de Mío Cid es un cañar de gesta que nos cuenta las hazañas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Es el más antiguo de los cantares conservados y el único que tenemos casi completo (se perdió la primera hoja del original y otras dos del interior). En total se conservan 3.730 versos.

PRESENTACIÓN DEL CANTAR DE MÍO CID. Biblioteca Virtual Cervantes

El Cantar de Mio Cid constituye la primera gran obra de la literatura española escrita en una lengua romance. Compuesto por versos anisosilábicos de asonancia monorrima, este cantar de gesta relata las hazañas heroicas inspiradas libremente en los últimos años de la vida del caballero castellano Rodrigo Díaz, el Campeador. Se trata de una obra anónima, aunque los especialistas creen que fue escrita por Per Abbat en torno al año 1207. Del Cantar de Mio Cid se ha dicho que es el bello pórtico de nuestra literatura medieval.

TEMA

El tema de la obra es el honor, eje central del Poema, desde dos puntos de vista, político y familiar. En Cid pierde su honra ante el rey por lo que es desterrado (deshonra militar); después debe recuperarla con victorias y riquezas que ofrece al rey. Lo consigue tras la conquista de Valencia, pero después, con la afrenta de sus hijas en Corpes, vuelve a perder el honor (esta vez es una deshonra familiar) y debe recuperarlo de nuevo.

La recuperación del honor se logra, en el Poema de Mío Cid, por medios inauditos si comparamos esta obra con las escritas hasta ahora; esto lo convierte en una obra muy original.

El Cid, un héroe sereno y mesurado

Para desarrollar este tema el autor parte de un personaje (Rodrigo Díaz de Vivar) y de unos hechos reales; sobre ellos añade los elementos inventados necesarios para crear una obra literaria entretenida y hecha para ser leída en público.

A los héroes medievales se le pedían gestas casi imposibles; eran héroes desmesurados dispuestos a acometer cualquier hazaña, por bárbara que fuera. El Cid se separa de dicho modelo para ofrecer uno opuesto: un héroe que controla sus sentimientos, que ama a su familia y que actúa con precaución.

FECHA

La obra nos llega en una copia del siglo XIV, manuscrito que es a la vez una copia de otro de 1207, hecho por un copista llamado Per Abbat.

Quien escrivió este libro de Dios paraíso, amen
Per Abbat le escrivió en el mes de mayo en era de mil e. CC XLV años

Los críticos no se ponen de acuerdo sobre si el libro es anterior a esa fecha. Por ejemplo, Menéndez Pidal defiende que ya estaba escrito en 1140, pero otros defienden 1207 como la fecha de su composición.

AUTOR

El Poema es anónimo y hay diferentes hipótesis sobre su autor.

-Menéndez Pidal. Dos juglares fueron los escritores del Poema de Mío Cid; un primer juglar que escribió el cantar 1 y 2 (en 1120) y un segundo juglar que añadió el tercer cantar unos años más tarde (en 1140); este segundo juglar también retocó los dos primeros cantares y los dotó de elementos más novelescos.

-Otros hablan de un autor experto en leyes, por las referencias legales que se encuentran en la obra.

-Otros piensan que el autor era un clérigo cercano al monasterio de Cardeña, por las alusiones que se hacen a este lugar.

-También se habla del copista Per Abbat como autor.

ESTRUCTURA

El Poema empieza “in media res”, es decir, no explica una serie de hechos que supone conocidos por el público (o quizá estuvieran resumidos en la página que falta).

Los tres cantares

Se divide en tres partes o cantares: Cantar del Destierro, Cantar de las bodas y Cantar de la afrenta de Corpes.

Cantar I. Cantar del Destierro

El Cid es desterrado; pierde su honra (no sabemos la causa). Abandona a su familia (a doña Jimena, su esposa y a sus hijas, doña Elvira y doña Sol) y todas sus posesiones. Participa en una serie de batallas, todas destinadas a recuperar el honor perdido.

Allí vierais tantas lanzas, todas subir y bajar,

allí vierais tanta adarga romper y agujerear,

las mallas de las lorigas allí vierais quebrantar

y tantos pendones blancos que rojos de sangre están

y tantos buenos caballos que sin sus jinetes van.

Cantar II. Cantar de las Bodas

Cuenta la conquista de Valencia. Desde allí envía presentes al rey Alfonso VI, lo que permite el reencuentro del Cid con su familia. Se conciertan las bodas de sus hijas con los infantes de Carrión. Así el Cid recupera su honor militar y familiar.

Por esas tierras de moros, apresando y conquistando,
durante el día durmiendo, por las noches a caballo,
en ganar aquellas villas pasa Mío Cid tres años.

(…)

«Mi mujer, doña Jimena, sea lo que quiera Dios.
A vos os digo, hijas mías, doña Elvira y doña Sol,
que con este casamiento ganaremos en honor,
pero sabed que estas bodas no las he arreglado yo:
os ha pedido y rogado don Alfonso, mi señor.

Cantar III. Cantar de la afrenta de Corpes

Los infantes de Carrión quedan en ridículo ante los cortesanos del Cid por su cobardía en el campo de batalla. Deciden vengarse por las burlas de que han sido objeto; para ello parten de Valencia con sus mujeres y, al llegar al robledal de Corpes, las maltratan y abandonan. El Cid pide justicia al rey. Convocadas las cortes en Toledo, los guerreros del Campeador desafían y vencen a los infantes, que son declarados traidores. El Poema acaba con las bodas de las hijas del Cid, doña Elvira y doña Sol, con los infantes de Navarra y Aragón.

«Llegarán las nuevas al Cid Campeador,

«así nos vengaremos por lo del león».

Los mantos y las pieles les quitan los de Carrión,

con sólo las camisas desnudas quedan las dos,

los malos traidores llevan zapatos con espolón,

las cinchas de sus caballos ásperas y fuertes son.

(…)

Comienzan a golpearlas los infantes de Carrión;

con las cinchas de cuero las golpean sin compasión;

así el dolor es mayor, los infantes de Carrión:

de las crueles heridas limpia la sangre brotó.

Si el cuerpo mucho les duele, más les duele el corazón

(…)

Grandes son los gozos en Valencia la mayor,

por la honra que han tenido los del Campeador.

Hicieron sus tratos los de Navarra y Aragón,

tuvieron junta con Alfonso el de León.

Hicieron sus casamientos doña Elvira y doña Sol.

Así crece la honra del que en buen hora nació,

cuando señoras son sus hijas de Navarra y de Aragón.

Hoy los reyes de España sus parientes son.

A todos alcanza honra por el que en buena nació.

ESTILO

El autor tenía la intención de hacer una obra literaria, es decir, hay “intención de estilo”. El estilo es una muestra típica del cantar de gesta típico del mester de jugaría medieval (las características que hemos comentado al principio del artículo).

Características estilísticas:

-El poeta dota a los personajes de cualidades excelentes mediante el epíteto épico: «el que en buen hora nació», «el bueno de Vivar»

-También usa adjetivos caracterizadores, ponderativos o afectivos para referirse al Cid, a su esposa a su caballo. Por ejemplo, el Cid «el de la crecida barba«.

-Usa expresiones deícticas (como “heos aquí”, “veriedes”) porque es consciente de dirigirse a un público.

-Hay un amplio vocabulario sobre prácticas legales lo que puede hacer pensar en un autor relacionado con el mundo de las leyes.

-El realismo. Abunda el vocabulario sobre costumbres feudales, la guerra, ropas, lugares, comida; así podemos conocer costumbres y modos de vida.

-Hay pleonasmos (como «llorando de los sus ojos«) que dan emotividad al texto.

De los sus ojos tan fuertemente llorando,

tornaba la cabeza y estábalos catando.

Vio puertas abiertas y postigos sin candados,

alcándaras vacías, sin pieles y sin mantos,

y sin halcones y sin azores mudados.

(Cantar I)

-Anteposición del artículo al adjetivo para darle la cualidad en exclusiva; por ejemplo «Castilla la gentil», «Valencia la clara».

-Narración rápida, clara y viva; esto le da dinamismo. Poca decoración y escasa adjetivación.

MÉTRICA

Versos anisosilábicos (de extensión variable). Predominan los de 14-16 sílabas, divididos en dos hemistiquios separados por una cesura.

Los versos se agrupan en tiradas (series de versos sin número determinado) con una única rima siempre asonante.

IMPORTANCIA

Se mezclan en el Poema dos valores, el histórico y el literario. El Poema de Mío Cid tiene un gran valor histórico porque gran parte de los personajes y hechos que nos muestra están atestiguados históricamente. Literariamente, es una bella muestra del mester de juglaría y de los comienzos de la literatura española.

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: