1 En LENGUA ESPAÑOLA

DOS ESCRITORES CONTRA LA ORTOGRAFÍA

Dos escritores contra la ortografía. Juan Ramón Jimçenez y Gabriel García Márquez decidieron declararse contra la ortografía, esa cruel tirana.

¿Hay dos escritores contra la ortografía? Sin duda. Y alguno más. La ortografía siempre ha sido fuente de debate; y sigue siéndolo. Muchos nos preguntamos si no deberíamos suprimir las tildes, mientras otros se escandalizan porque ahora no sea necesario ponérsela a “solo” o “guion”. O reflexionamos sobre la existencia de tantos pasados en esta nuestra bella lengua. Que la variedad es igual a riqueza, dicen algunos. Pero no los hay en otras también bellísimas lenguas, argumentan otros.

¿Es posible vivir en paz con la ortografía? Difícil cuestión que a mí se me plantea casi cada día.

En fin, este tema no tuvo, ni tiene, ni tendrá una solución que contente a todos. Somos muchos los hablantes de español, y es difícil ponerse de acuerdo. Pero sí hay dos escritores que se han declarado abiertamente contra la ortografía (contra algunos de sus aspectos, al menos). Y precisamente dos Premios Nobel. Curioso, ¿no?

A mí me encanta la osadía de Juan Ramón Jiménez y sus ideas ortográficas. Decidió, hace ya años, escribir con jota las palabras en “ge”, “gi” y nos sorprendió con su “elejía”; suprimir la “p” en “setiembre”; usar “s” (y no “x”) en “escelentísimo” y prescindir de esa esa “h” por inútil en “ombre”.
¿Sus argumentos? Dijo que la sencillez, la simplificación y el odio a lo inútil. Porque se debe escribir como se habla y no hablar como se escribe. Y por no ser pedante.

Un poco más reciente tenemos la opinión de Gabriel García Márquez y esa frase suya que desató tantas polémicas y que quedará para la historia: “Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna”. También arremetió contra la “h rupestre”,  las tildes y esa difícil frontera entre “j” y “g” o “b” y “v”.

Por supuesto no son los únicos; constantemente se levantan voces que claman por la sencillez de Juan Ramón o se declaran contra el terror de Gabriel.

Aquí tenéis algunos fragmentos de las opiniones de estos dos genios, un español y un colombiano. En los textos del español, atención a algunas de “sus palabras”.

DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

UN ARTÍCULO DE LA REVISTA “UNIVERSIDAD”, EN PUERTO RICO.

     Se me pide que escriba algo en “Universidad” sobre mis ideas ortográficas; o mejor dicho, se me pide que esplique por qué escribo yo con jota las palabras en “ge”, “gi”; por qué suprimo las “b”, las “p”, etc., en palabras como “oscuro”, “setiembre”, etc., por qué uso “s” en vez de “x” en palabras como “excelentísimo”, etc.
Primero, por amor a la sencillez, a la simplificación en este caso, por odio a lo inútil. Luego, porque creo que se debe escribir como se habla, y no hablar, en ningún caso, como se escribe. Después, por antipatía a lo pedante. ¿Qué necesidad hay de poner una diéresis en la “u” para escribir “vergüenza”? Nadie dice “excelentísimo” ni “séptima”, ni “transatlántico”, ni “obstáculo”, etc. Antiguamente la esclamación “Oh” se escribía sin “h”, como yo la escribo hoy, y “hombre” también. ¿Ya para qué necesita “hombre” la “h”; ni otra, “hembra”? ¿Le añade algo esa “h” a la mujer o al hombre? (…)
Mi jota es más hijiénica que la blanducha g, y yo me llamo Juan Jiménez y Jiménez viene de Eximenes, en donde la x se ha transformado en jota para mayor abundamiento. En fin, escribo así porque soy muy testarudo, porque me divierte ir contra la Academia y para que los críticos se molesten conmigo. Espero, pues, que mis inquisidores habrán quedado convencidos, después de leerme, con mi esplicacióny, además, de que para mí el capricho es lo más importante de nuestra vida. (…)

“INTELIJENCIA”
  ¡Intelijencia, dame

          el nombre exacto de las cosas!

          …Que mi palabra sea

          la cosa misma,

          creada por mi alma nuevamente.

          Que por mí vayan todos

          los que no las conocen, a las cosas;

          que por mí vayan todos

          los que ya las olvidan, a las cosas;

          que por mí vayan todos

          los mismos que las aman, a las cosas…

          ¡Intelijencia, dame

          el nombre exacto, y tuyo,

          y suyo, y mío, de las cosas!

DISCURSO DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, “CONGRESO DE LA LENGUA ESPAÑOLA” (1997)

BOTELLA AL MAR PARA EL DIOS DE LAS PALABRAS

 (…) En ese sentido, me atrevería a sugerir ante esta sabia audiencia que simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros. Humanicemos sus leyes, aprendamos de las lenguas indígenas a las que tanto debemos lo mucho que tienen todavía para enseñarnos y enriquecernos, asimilemos pronto y bien los neologismos técnicos y científicos antes de que se nos infiltren sin digerir, negociemos de buen corazón con los gerundios bárbaros, los ques endémicos, el dequeísmo parasitario, y devolvamos al subjuntivo presente el esplendor de sus esdrújulas: váyamos en vez de vayamos, cántemos en vez de cantemos, o el armonioso muéramos en vez del siniestro muramos. Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una (…)

________________________________________________________

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ (1881-1958). Escritor español, Premio Nobel de Literatura en 1956.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ (1927.2014). Escritor colombiano, Premio Nobel de Literatura en 1982.

¿Te apetece curiosear?

1 Comentario

  • Reply
    Antonio
    04/08/2017 at 04:16

    Simplificar la ortografía, claro que sí se puede!
    Desde mediados de éste siglo 21 se escribirá SIBILISAR en vez de civilizar.
    Entérate sobre la evolución de la Ortografía española:
    http://profemaravi.blogspot.pe/2015/06/ortografia-fonologica-espanol-con-20.html

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: