En HISTORIA LIT. ESPAÑOLA

EL BOOM DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA. Características y autores

EL BOOM DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA. Características y autores. Años sesenta y setenta: el boom, el realismo mágico y el post boom.

EL BOOM DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA. Características y autores. En este artículo vamos a centrarnos en los años sesenta y setenta de la literatura hispanoamericana: el boom, el realismo mágico y el post boom.

SITUACIÓN SOCIOCULTURAL

Tras la Segunda Guerra Mundial (1939-45) el mundo se reorganiza. Dos potencias van a tener el control: Estados Unidos y la Unión Soviética. En Hispanoamérica es un momento de despertar intelectual (música, pintura, literatura). En varios países de América Latina se producen golpes de estado tras los que aparecen duras dictaduras. Se inicia una transformación ideológica y la literatura cambia notablemente; el regionalismo y el costumbrismo dejan de cultivarse; lo urbano entra con fuerza. Así se llega a los años sesenta y al boom. Los escritores hispanoamericanos van a ser leídos en todo el mundo; por una parte, aparece una nueva generación de escritores jóvenes que presenta novedades interesantes (Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar…) y, por otra, continúa la obra de escritores ya veteranos que habían anticipado tales novedades (Jorge Luis Borges, Miguel Ángel Asturias…). El realismo mágico irrumpirá con fuerza en la literatura mundial y se convertirá en el estilo de moda durante una década. En los setenta llega el cansancio y la búsqueda de nuevos rumbos; inaugura el post boom Isabel Allende y otros escritores como Laura Esquivel y Antonio Skármeta.

No hay que olvidar la importancia que en todo este movimiento tuvieron las editoriales españolas, encargadas de activar el mercado hispanoamericano; publican las obras, hacen entrevistas a los autores, los jóvenes escritores participan en tertulias en televisión y escriben artículos de prensa. En resumen, son parte responsable del boom de la literatura hispanoamericana.

EL BOOM DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA. Características y autores

Como siempre en la historia del arte, las nuevas tendencias van a huir de lo anterior (amplía en La teoría del péndulo).

CARACTERÍSTICAS

♥Contraste. Por una parte, algunos escritores cultivan la novela social con fuertes tintes políticos (la novela de dictadores, por ejemplo). Por otro, el boom es universal, cosmopolita y se aleja de los compromisos sociales típicos de Hispanoamérica.

♥Formalmente: experimentalismo técnico. La escritura es un juego que permite estructuras complicadas siempre buscando lo abstracto. Se renueva el lenguaje y se convierte en el gran protagonista del boom. Aparecen nuevas estructuras: monólogo interior, saltos temporales, vueltas atrás, rupturas sintácticas… Muchas veces son incomprensibles.

♥Riqueza léxica.

♥Aparición de espacios rurales míticos, imaginarios, que recrean diferentes paisajes de América Latina.

♥Mayor preocupación por el erotismo, por el comportamiento sexual que por el amor.

♥Pesimismo. Existencialismo. Preocupación por la soledad e incomunicación del ser humano.

♥Seriedad temática y formal; total ausencia del humor.

♥Literatura para minorías. Se deja el anterior localismo hispanoamericano y se decanta por lo europeo y por la cultura norteamericana.

♥Total protagonismo de la ciudad, de lo urbano y sus condicionamientos sobre el individuo. Si se toca el mundo rural, se hace desde otras perspectivas, por ejemplo se cuestiona el ideal de identidad regional o nacional.

♥Se busca la obra total, que llega hasta lo más profundo del hombre.

EL REALISMO MÁGICO

En el boom hispanoamericano aparece este nuevo estilo literario que será breve pero muy intenso.

El nombre “realismo mágico” fue creado por Franz Roh en 1925 para designar una corriente pictórica alemana. Más tarde, en 1948, Uslar Pietri lo usa para una corriente narrativa venezolana. Alejo Carpentier lo llama “lo real mágico”.

El realismo literario ya no sirve a estos escritores y buscan otra manera de expresar la realidad. Se amplía el concepto de realidad y se le incorporan aspectos del subconsciente, lo onírico y lo imaginario. Esta fusión de realismo y fantasía dará lugar a lo que se ha llamado “el realismo mágico”.

Inician esta corriente:

-Miguel Ángel Asturias (Guatemala, 1899-1974, Premio Nobel en 1967), con “El señor presidente” (1946), que ha sido considerada la primera novela totalizadora de Hispanoamérica. La novela trata la vida en Guatemala durante la dictadura de Estrada Cabrera (pertenece a las “novelas de dictador”, tan típicas en Hispanoamérica en este periodo); Asturias utiliza un estilo riquísimo y una técnica expresionista y onírica que refleja la influencia de las vanguardias europeas. El autor dijo de esta novela “a través de mi piel se filtró el ambiente de miedo, de inseguridad, de pánico telúrico que se respira en la obra“.

A este autor se le considera precursor del boom por su experimentación con las estructuras y recursos formales propios de la narrativa del siglo XX, y por anticipar ya el concepto de “realismo mágico”.

-El cubano Alejo Carpentier (1904-1980) escribe en 1949 “El reino de este mundo”. En esta obra nos cuenta, con gran rigor histórico, una parte del resurgir dela república negra de Haití.

En el prólogo expone la idea de lo “real maravilloso” (sinónimo de “realismo mágico”, que sería el nombre que tendría más éxito y el que usamos ahora); para él, el realismo tradicional no podía expresar todo la verdad del continente americano y por ello busca una literatura que exprese el universo a través de fantasía de los mitos, tradiciones y supersticiones.

Consolida el realismo mágico:

-El colombiano Gabriel García Márquez (1928-2014, Premio Nobel en 1983) con “Cien años de soledad” en 1967, obra cumbre del realismo mágico. Escritor y periodista, publica su primera obra a los 28 años, “La hojarasca”, donde ya anticipa personajes y técnicas de expresión que aparecerán en sus obras posteriores.

“Cien años de soledad” cuenta la historia de los Buendía en Macondo, una aldea imaginada que es el trasunto de toda Hispanoamérica. Los elementos reales se entremezclan constantemente con elementos fantásticos; todo ello con una prosa riquísima que ha convertido a la obra en una lectura imprescindible.

CARACTERÍSTICAS DEL REALISMO MÁGICO

-El tiempo aparece distorsionado.

-Se mezcla lo natural (por ejemplo, terremotos, lluvias, huracanes) con lo sobrenatural (mitos y supersticiones). Lo real ofrece así una apariencia mágica.

-Aparecen elementos fantásticos. Lo oculto de hace visible.

-Presencia de lo onírico. Se cuentas sucesos que se han soñado y que aparecen mezclados con la realidad.

-Presencia de una sensualidad desenfrenada que nos lleva a un mundo primitivo y bárbaro.

-Subjetividad. Narrador en primera persona y monólogo interior.

-La realidad se percibe desde el intelecto y sin sentimientos. La muerte no se presenta con algo trágico, sino como una prolongación de la vida.

AUTORES DEL BOOM

-JULIO CORTÁZAR (1914-1984), argentino. “Rayuela” (1963) en una novela abierta, experimental, que tiene múltiples interpretaciones, de estructura y estilo extremadamente complejos.

-ALEJO CARPENTIER (1904-1980), cubano. “El siglo de las luces” (1962).

-CARLOS FUENTES (1928- 2012), mejicano. “La muerte de Artemio Cruz” (1962).

-AUGUSTO ROA BASTOS (1918- 2005), paraguayo. “Hijo de hombre” (1959).

-MARIO VARGAS LLOSA (1936), peruano. “La ciudad y los perros” (1963). Premio Nobel de Literatura en 2010.

-Además: Agustín Yáñez, Mario Benedetti, José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante, José Donoso, Adolfo Bioy Casares, Arturo Uslar Pietri, Horacio Quiroga…

EL POST BOOM

Tras el notable éxito de los autores y obras del boom, se produce un cansancio y las nuevas generaciones inician nuevos caminos. La novela que marca el fin del boom y el inicio del post boom es “La casa de los espíritus” de Isabel Allende (1982).

CARACTERÍSTICAS

-Se huye de lo totalizador y de lo exagerado del realismo mágico.

-Las estructuras son más sencillas; se vuelve la una narración lógica y ordenada. También el léxico se simplifica.

-Presencia de elementos de la cultura de masas: cine, radio, música…

-Más compromiso social y político; preocupación por las dictaduras y sus consecuencias (exilio y desarraigo).

-Protagonistas cotidianos alejados de actos fuera de lo común.

-Literatura urbana que incorpora nuevos temas: drogas, marginación social, sexo…

-Optimismo.

-Aparición del humor.

-Reivindicación del amor como fuerza vital.

-Mayor presencia de lo femenino, tanto en personajes como en escritoras (Isabel Allende, Laura Esquivel, Rosario Ferré…).

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: