0 En MIS ARTÍCULOS

EL FONDO DE ARMARIO

"EL FONDO DE ARMARIO" es un breve comentario sobre la moda y sus imposiciones; ante ellas, todas nos rendimos, ¿no? Somos sus esclavas.

Madre de 50 años e hija de 20 están de acuerdo en que “el fondo de armario” es un concepto anticuado, pasado de moda, obsoleto. ¡Dos generaciones unidas!

Siempre se ha dicho eso de “es necesario tener un buen fondo de armario”; o “las prendas que componen un fondo de armario…”

Vale. Un abrigo clásico (negro), una blusa clásica (blanca), un pantalón clásico (negro), una chaqueta (negra), una falda recta (negra), una gabardina o, como se dice ahora, trench (que queda mucho más chic) negra o beige, unos vaqueros (no hace falta aclarar el color), un bolso (negro o beige), zapatos de salón, otros planos y unas sandalias (¿adivináis el color?). Ah, se me olvidaba, un jersey de hilo y otro de lana, ambos negros o blancos. Variedad de color no hay mucha, la verdad. A lo mejor olvido algo, pero da igual, será clásico, negro, blanco o beige; seguro.

"EL FONDO DE ARMARIO" es un breve comentario sobre la moda y sus imposiciones; ante ellas, todas nos rendimos, ¿no? Somos sus esclavas.

“MUJERES”, de Carmen Calvo

Seguimos. Como has leído eso del fondo de armario y encuentras hasta un poco lógico esta frase: “si tienes estas prendas, es fácil vestirte; son fáciles de combinar y nunca de pasan de moda”, decides llevarlo a cabo. Todo bien. Empiezas por comprarte un bonito abrigo negro de corte clásico que te cuesta un dineral. Pero como me va a durar toda la vida…

Al año siguiente el abrigo está bien. Al otro año notas que los botones dorados cantan mucho y que las hombreras ya no se llevan, pero todavía te lo puedes poner (eso sí, le quitas el cinturón porque es demasiado ancho). Tres años después… el corte es demasiado ceñido, los bolsillos parecen enormes y queda fatal que se vea la falda que llevo. Y la solapa… ¡Qué desastre!

Claro que te lo puedes poner. Faltaba más. Pero se nota que es un abrigo pasado de moda. Durar te va a durar toda la vida. Que tú te lo quieras poner es otra cuestión. Lo guardas en “el fondo del armario” y procuras olvidar lo que te costó. Rápidamente vas a por uno de los “de este año”.

Y así funciona la industria de la moda. Se sube el talle, se acortan los largos de las faldas y se añade el péplum, se acampana el camal del pantalón, se renuevan los estampados, ahora es precioso el lila combinado con negro, mañana el rosa con naranja… ¡y te tienes que comprar ropa! ¡Es absolutamente necesario!

Y no olvidemos el aburrimiento. Un invierno y un abrigo. Otro invierno y el mismo abrigo. Otro invierno más y… ¡no, por dios, otra vez ese abrigo no!

Consejo.  Olvida la tontería esa del fondo de armario. Compra ropa de temporada y que se adapte a ti (y hasta puede ser de colores, ¡qué lujo!) y póntela todo lo que puedas; la temporada que viene, agótala y la siguiente, ya la puedes retirar. Ha cumplido su misión.

Si un coche es viejo al día siguiente de estrenarlo, si un teléfono tiene “obsolescencia programada”, si el ordenador de las pasadas navidades ya es una birria. ¿Por qué o quién  nos quiere hacer pensar que la ropa va a durar más de dos temporadas?

——————————————————————————————

El mundo de la moda tiene un vocabulario en continuo movimiento. Atención a estas palabras que han aparecido arriba.

-“CHIC” (Del francés “chic”).

  1. adj. Elegante, distinguido, a la moda. “Es una mujer muy chic”.
  2. m. Elegancia, distinción. “Tiene chic”.

-La palabra “TRENCH” no está en el DRAE; la más cercana es “TRENCA”.

-En mi pueblo todos tenemos claro lo que significa “CAMAL”. Me ha sorprendido no encontrarlo en el Diccionario de la RAE con el que es, para nosotros, su significado: “parte del pantalón que cubre la pierna hasta el tobillo”, o sea “pernera”. Supongo que tiene una conexión con el valenciano, donde “pierna” es “cama”. Se usa con este significado en la zona sur de Alicante (mi pueblo es Redován) y en  zonas de la Mancha

-Y ¿qué os parece el nuevo uso de “PÉPLUM”?

(Antes y según el DRAE). “PÉPLUM”. Película ambientada en la Antigüedad clásica.

Aclaro. Actualmente son las del tipo “Gladiator”, “300”, “Troya”. Si vamos un poco atrás en el tiempo: “Espartaco”, “Ben-Hur”, “Cleopatra”…

(Ahora y según la moda). “PÉPLUM”. Una falda corta con volante en la cadera que suele llevar un cuerpo entallado.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: