En HISTORIA LIT. ESPAÑOLA

LIBRO DE BUEN AMOR. Tema, autor, título, fecha, estructura, características

El "LIBRO DE BUEN AMOR". Tema, autor, título, fecha, estructura, características. Una de las obras más importantes de la literatura medieval española.

LIBRO DE BUEN AMOR. Tema, autor, título, fecha, estructura, características.

El «LIBRO DE BUEN AMOR», escrito por Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, en el siglo XIV, es una de las obras más importantes de la literatura medieval española. En este artículo hablamos sobre su tema y sobre su autor, analizamos su título, su estructura y sus características. Con textos que nos ayudan a ir comentando mejor cada aspecto.

El «Libro de Buen Amor», obra imprescindible en la literatura española

Hace un tiempo publiqué «10 obras imprescindibles en la literatura española» y no pude incluir esta obra debido a la síntesis que exigía el artículo. Me quedé con gana de comentar esta obra que siempre me ha impresionado por su variedad, por su riqueza y por su complejidad. Aunque no esté en la anterior lista, es imprescindible su lectura para todos los amantes del español y de su literatura. Obra para disfrutar de su ironía y de sus contradicciones; muestra todo ello de un autor al que imaginamos (porque poco sabemos cierto sobre él) culto, inteligente y gran conocedor de la naturaleza humana y sus flaquezas.

Si es cierto que el Libro de buen amor no se encuadra en ningún género conocido de la literatura medieval, sí puede decirse que es una síntesis de toda la literatura anterior, un compendio de temas y de géneros que venían inspirando a los poetas medievales.

(Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

Antes de empezar a comentar el «Libro de Buen Amor»

De lectura exigente, siempre recomiendo ir poco a poco, cada día un trocito, sin abusar para no llegar agobiarse

Antes de empezar a leer, es mejor que te ambientes, es decir que sepas en qué época estás; esto te ayudará a contextualizar la obra y entenderla mejor. Para ello, mira estos artículos sobre la literatura medieval.

LIBRO DE BUEN AMOR

Tema, autor, título, fecha, estructura, características e interpretación

Estamos en el siglo XIV, en plena Edad Media, época de juglares, trovadores y clérigos

En la Edad Media había dos “mesteres”, el “mester de clerecía” (trabajo de clérigos) y el ·mester de juglaría” (trabajo de juglares o trovadores). El «Libro de Buen Amor» es la obra más importante del mester de clerecía del siglo XIV. Una obra tremendamente compleja con gran variedad de temas, de estrofas y de tonos.

♥TEMA

El tema central es el amor, pero el autor distingue desde el comienzo del libro entre el “loco amor del mundo” (amor profano, carnal) y el amor verdadero (amor a Dios). El autor cuenta una serie de aventuras amorosas que deben servir para alertar a los lectores sobre ese “loco amor”. Todo con una mezcla de seriedad y comedia, de moralidad y de atrevimiento, de ironía que dan como resultado una desconcertante y magnífica obra.

Nos dice en el prólogo:

Onde yo de mi poquilla çiençia et de mucha et grand rudeza entiendo quántos bienes fasen perder el alma e el cuerpo, et los males muchos que les aparejan e dan el amor loco del pecado del mundo. Escogiendo et amando con buena voluntad salvaçión et gloria del paraíso para mi ánima, fis’ esta chica escritura en memoria de bien: et compuse este nuevo libro, en que son escritas algunas maneras e maestrías et sotilesas engañosas del loco amor del mundo, que usan algunos para pecar. 

SU AUTOR. JUAN RUIZ ARCIPRESTE DE HITA

El autor es tan atractivo como misterioso. Realmente solo sabemos lo que nos cuenta él mismo en su obra: se llamaba Juan Ruiz, era arcipreste de Hita y estaba preso cuando escribió el libro. Se cree que nació en 1283 en Alcalá de Henares y murió a mediados del siglo XIV.

Mira cómo se presenta el autor y la obra en las primeras líneas de «Vida y obra de Juan Ruiz«.

“Este libro de tan alto y significativo nombre -Libro de Buen Amor- fue compuesto en aquel lugar lamentable «donde toda incomodidad tiene su asiento, y donde todo triste ruido hace su habitación». Dígase claro que su autor estaba preso cuando le escribió. Mas la aspereza y desabrimiento del lugar, no engendró un libro amargo y desalentado, como el de Silvio Pellico, ni versos desgarradores y dolientes, como los del autor de la Lira Focia, sino un libro claro, jocundo, desasosegado y burlón; a veces libertino, a veces gravemente moralizador; unas, urbano, otras, transcendiendo a flores rústicas y montaraces”.

♥TÍTULO

El libro no tiene título en su versión original; ¿Cómo llamarlo entonces? Menéndez Pidal propuso el título con que hoy lo conocemos “Libro de Buen Amor” en 1898, después de analizar varios pasajes del libro, como el prólogo y algunos versos como estos:

«Buen Amor llamé al libro y a la vieja en unión
Y desde entonces, ella me trajo mucho don…» (932)

♥FECHA

Según se nos dice en el manuscrito, hay dos fechas de composición del libro. En uno, el autor afirma que lo terminó en 1330; en otro se habla de 1343. Se supone que la segunda fecha, 1343, es el año de una revisión en la que se añadieron algunas composiciones.

♥ESTRUCTURA

El esquema narrativo del relato amoroso en primera persona permite, en efecto, la inserción reiterada de variados casos de amores, así como la inclusión de cuentos, fábulas y relatos, canciones o refranes. De igual modo, en la práctica retórica, todo es susceptible de amplificación, tanto las fuentes literarias como la mención o descripción de cualquier suceso, persona u objeto. (Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

El «Libro de buen amor” es una obra compleja y heterogénea caracterizada por una increíble variedad de elementos:

-De contenido. Cuentos de amor, serranillas, gozos a la Virgen, plegarias, fábulas, sátiras.

-De métrica. Usa principalmente la cuaderna vía, pero hay otras estrofas presentes, además de textos en prosa.

-Estilos. Comedia, ironía, didactismo, religiosidad, moralidad.

La obra se estructura:

-Introducción. El autor explica el sentido e interpretación del libro y solicita la ayuda de la Virgen María para escribirlo.

-Autobiografía ficticia. El autor narra sus amores con distintas mujeres ayudado por una alcahueta conocida como la Trotaconventos.

-Ejemplos (apólogos, fábulas y cuentos)

La parte didáctica principal la ocupan diverso número de fábulas y de cuentos, que casi siempre sirven para ilustrar alguna enseñanza o principio moral o para reforzar en el diálogo los argumentos de los interlocutores. Junto a esos cuentos y fábulas, hay esparcidas por el libro abundantes disquisiciones didácticas. (Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

-Disputa entre el autor y don Amor

-Amores de don Melón y doña Endrina

-Batalla entre don Carnal y doña Cuaresma

-Comentario al «Ars amandi» del poeta latino Ovidio

-Sátiras

-Composiciones líricas religiosas dedicadas a la Virgen María (gozos e himnos)

-Diversas composiciones líricas profanas (serranillas)

♥PERSONAJES

En el «Libro de buen amor» hay dos tipos de personajes:

-Los reales, es decir, los basados en personas de carne y hueso, como la Trotaconventos, el autor, las enamoradas del autor…

-Los alegóricos, que simbolizan varias costumbres de la época: don Amor, doña Cuaresma, don Carnal, doña Venus…

Hay que destacar la importante presencia de personajes femeninos: nobles, monjas, jóvenes, viudas, panaderas…

Las aventuras amorosas están protagonizadas por figuras femeninas muy diversas, como la dueña rica y noble, la panadera Cruz, la viuda doña Endrina, la dueña de pocos años, las serranas, la viuda lozana y rica, la monja doña Garoza, la mora. En la mayoría puede advertirse una cierta postura misógina por parte del Arcipreste. La mujer viene a ser una presa, que el desasosegado amante tiene que atrapar. 

(Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

Os dejo este artículo para ampliar este interesante tema: La interpretación de la mujer en el Libro de buen amor, Juan Antonio Ruiz Domínguez.

El arcipreste de Hita escribe El Libro de buen amor en el segundo cuarto del siglo XIV. En su obra están presentes personajes de diversas épocas y latitudes, siendo fundamental el elemento femenino. De hecho, mientras que él se centra en una figura masculina para representar a los jóvenes en general, en contraste presenta trece mujeres con diversas características, comportamientos y estatus.

También se nos presenta a otras mujeres, desde la Virgen María, cuya devoción está en auge en Europa desde el plenomedievo, hasta Eva. Resulta curioso el señalar que Juan Ruiz no insiste en la dicotomía Eva/María, tan presente en otros autores como Gonzalo de Berceo, aunque lo que él hace, al igual que Don Juan Manuel es hablarnos de mujeres bondadosas y cariñosas, junto a otras totalmente perversas, mostrando una antagónica concepción del mundo.

-EL AUTOR/PROTAGONISTA

El Arcipreste de Hita es tanto el autor como el personaje principal de la obra; nos cuenta sus amoríos con varias mujeres.. En mitad de estos amores va intercalando otros tipos de composiciones.

Leamos estas palabras de Arcipreste de Hita. El autor y su obra

Es lo primero una narración autobiográfica, en la que el autor nos cuenta una larga serie de  episodios y aventuras sentimentales, que ha ido protagonizando y que presenta como una lección y advertencia para quienes no sepan seguir la senda del buen amor. Su protagonista, un clérigo, un arcipreste (que muchas veces desdobla su personalidad y juega con la ambigüedad del yo), es un persistente y tenaz amante que una y otra vez trata de alcanzar la plenitud del amor, aunque, consciente de sus peligros y contradicciones, no logra sino cosechar un fracaso tras otro.

-TROTACONVENTOS. LA ALCAHUETA

Posiblemente el personaje más original sea la Trotaconventos (que sería antecedente de la Celestina), una alcahueta que ayuda al arcipreste en sus asuntos amorosos.

Este de la vieja tercera es uno de los personajes más atractivos del libro. Su figura es diseñada en los episodios iniciales, cuando don Amor aconseja al Arcipreste que tome por mensajera una de esas «viejas que andan las iglesias e saben las callejas», que «estas trotaconventos fazen muchas baratas». (Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

El personaje de la alcahueta sería, un siglo después, elevado a lo más alto cuando se convierte en protagonista de una de las mejores obras de la literatura española: La Celestina. En el «Libro de buen amor» es un personaje secundario más al servicio del arcipreste. Leamos con detenimiento este fragmento donde se describe a una buena alcahueta.

DESCRIPCIÓN DE LA TROTACONVENTOS

Necesidad de una vieja mensajera y condiciones que ésta ha de tener

(coplas 436…)

Si le envías recados, sea tu embajadora 
una parienta tuya; no sea servidora 
de tu dama y así  no te será traidora: 
todo aquel que mal casa, después su mal deplora.

Procura cuanto puedas que la tu mensajera 
sea razonadora sutil y lisonjera,
sepa mentir con gracia y seguir la carrera 
pues más hierve la olla  bajo la tapadera.

Si parienta no tienes, toma una de las viejas 
que andan por las iglesias y saben de callejas; 
con gran rosario al cuello saben muchas consejas, 
con llanto de Moisés encantan las orejas.

Estas pavas ladinas son de gran eficacia, 
plazas y callejuelas recorren con audacia, 
a Dios alzan rosarios, gimiendo su desgracia; 
¡ay! ¡las pícaras tratan el mal con perspicacia!

Para conocer mejor a la figura de la alcahueta, os dejo este interesante artículo y un fragmento del mismo:

La inteligencia emocional de La Trotaconventos. Buhoneras, alcahuetas y sanadoras, de Claudia Isabel Sánchez Pérez

Juan Ruiz nos presenta a los personajes alegóricos con algunos rasgos físicos, biográficos y psicológicos muy concretos lo que le dan una participación en el Libro de Buen Amor muy similar a otros personajes que aparecen con nombre y que de antemano parecen dar mayor sensación de realidad. Doña Cuaresma y Doña Venus son otros personajes alegóricos femeninos de la obra de Juan Ruiz que se pueden comparar con la Trotaconventos, y también a Don Amor por su paralelismo con la alcahueta al ser ésta identificada con el Buen Amor. Doña Cuaresma —personalización de una época del calendario cristiano— es flaca, sarnosa, ladina, lenta, débil, traidora pero piadosa; Sin embargo, la Trotaconventos ni es lenta ni débil sino simpática, rápida y decidida. Aunque si que es Doña Cuaresma como la Trotaconventos bastante independiente y resolutiva ante un conflicto, en el sentido de escoger su camino esquivando la lucha y evitando enfrentamientos directos

♥CARACTERÍSTICAS. MÉTRICA Y ESTILO

-Utiliza la cuaderna vía, estrofa típica del mester de clerecía de la Edad Media (aunque aparecen intercaladas otras estrofas populares). La cuaderna vía tiene cuatro versos alejandrinos -14 sílabas- con una cesura central y rima consonante.

-El autor es un hombre culto que escribe para un publico también culto. Tiene  abundantes citas bíblicas, de Esopo, de Ovidio. Muestra conocimientos jurídicos. A la vez también hay una fuerte presencia de la cultura popular, por ejemplo, las fiestas como el carnaval que elige para presenta su famosa batalla entre don Carnal (un hombre gordo, con barriga y rodeado de animales y alimentos grasientos) y doña Cuaresma (vieja delgada, vestida de negro y rodeada de pescados y verduras).

-Es una obra extensa, con más de 7.000 versos, cuyo hilo conductor es la autobiografía ficticia del Arcipreste de Hita.

-Está escrito de forma autobiográfica, es decir en primera persona.

La forma del relato en primera persona es un rasgo compositivo de especial relevancia, pues articula y ordena aquella diversidad de elementos y presta todo su sentido al libro. Éste resulta así una autobiografía amorosa, aunque de carácter ficticio, sin concreto referente existencial. Esto le permitirá al autor encubrir o sugerir diferentes personalidades bajo la forma autobiográfica. Por una parte, será un magnífico recurso didáctico con el que, a través del protagonismo personal en la serie sucesiva de aventuras amorosas, quedará reforzada la enseñanza contra el «loco amor», al igual que resultarán más directas y efectivas las digresiones doctrinales. Por otra parte, propiciará la presencia de la fogosa personalidad del propio Juan Ruiz. (Arcipreste de Hita. El autor y su obra)

-El autor demuestra poseer una gran cultura; usa un lenguaje rico y domina varios registros (popular, coloquial, eclesiástico…).

-El libro ofrece una mezcla perfecta entre humor y seriedad y domina el uso de la ironía. Unos versos (una cuaderna vía) de muestra:

Aristóteles dijo, y es cosa verdadera,
que el hombre por dos cosas trabaja: la primera,
por el sustentamiento, y la segunda era
por conseguir unión con hembra placentera.

-A la vez demuestra también ser conocedor de la naturaleza humana, de sus pasiones. Logra entremezclar con gran habilidad la desvergüenza y la seriedad.

-El elemento literario que más destaca es la parodia; casi toda la obra es una parodia. El libro pretende ser «un manual de amor», en el que el auotr cuneta sus experiencias, pero tales experiencias son todas un fracaso; entonces, ¿de que nos sirve ese manual?

-Lingüísticamente, se mezcla un estilo culto y retórico y uno popular. El estilo culto se manifiesta en el uso de repeticiones, enumeraciones, reduplicaciones, sinónimos, la interrogación retórica, juegos de palabras… El estilo popular aparece al incorporar refranes, sentencias, anacolutos, el diminutivo afectivo…

-Nos ofrece una visión de la sociedad medieval del siglo XIV, con las tensiones entre la nobleza y el clero y una nueva clase social que despunta, la burguesía.

♥INTERPRETACIÓN

Los críticos literarios tienen diferentes opiniones sobre la interpretación de la obra; es una obra difícil por la cantidad de elementos que nos presenta y porque su ambigüedad y su parodia nos desvía (¿o no?) del fin que buscó el autor.

Los estudiosos nos han obligado a plantearnos las siguientes preguntas:

-¿Es una defensa del buen amor frente al amor carnal?

-¿Es una sátira que quiere, realmente, defender el loco amor y ridiculizar el buen amor?

-¿Tiene de verdad un fin didáctico o es simplemente una obra de humor, una parodia?

El lector es quien debe interpretar la obra; darle el significado que su lectura le sugiera.

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: