0 En RECETAS FRESCAS Y ENSALADAS

ALCACHOFAS EN ENSALADA

ALCACHOFAS EN ENSALADA. Comer alcachofas crudas no es tan raro como tú crees; se suele hacer en Murcia, por ejemplo. Así disfrutas de su intenso sabor.

Las “ALCACHOFAS EN ENSALADA” son un plato típico de otoño-invierno en la zona sur de España, aunque a muchos les parezca extraño comer esta verdura cruda, sin cocer. Original y muy sano. Y a mí me encanta el sabor un poco amargo de la alcachofa cruda, mezclado con el limón y un buen aceite de oliva. ¿Te atreves a probarla? Es un plato solo para atrevidos y para quienes quieran sorprender a sus invitados.

Muchos me preguntan cómo se cocinan las alcachofas; las ven en el mercado y no las compran, no saben ni limpiarlas ni prepararlas. Tienes que empezar por mirar el vídeo Cómo se pelan las alcachofas y verás que no es tan difícil y que solo se necesita un poco de maña (y paciencia, sin prisa).

Después puedes empezar con algunas recetas sencillas, por ejemplo estas ALCACHOFAS EN ENSALADA o ALCACHOFAS EN MOJETE) para ir practicando. Y más tarde ya puedes atreverte con las ALCACHOFAS EN TORTILLA o ALCACHOFAS REBOZADAS.

Te recuerdo que en toda dieta debemos incluir esta verdura. ¿Por qué? Te voy a poner solo algunos beneficios, pero ten en cuenta que hay muchos más.

-Nos ayuda a combatir el colesterol.

-Es excelente contra el estreñimiento, por su gran aporte en fibra.

-Buenas para personas con tensión alta.

-Dan sensación de “saciedad”, por ello, son una buena ayuda para controlar el peso.

-Tienen cualidades diuréticas: limpieza de toxinas, contra la retención de líquidos…

-Puede prevenir algunos tipos de cáncer.

ALCACHOFAS EN ENSALADA
 
Ingredientes
  • (para cuatro personas)
  • Dos alcachofas
  • Aceite de oliva
  • Medio limón
  • Sal
Preparación
  1. Pela y prepara las alcachofas (como explica el vídeo) y ponlas a remojo en un poco de agua y limón para que mantengan el color blanco. Algunas personas utilizan un poco de agua con unas ramas de perejil cortado; también vale.
  2. Sácalas del agua; ponlas en una fuente; riégalas con aceite y échales un poco de sal.
  3. A la mesa, perfectas para acompañar un plato de carne o de pescado.

 

MÁS IDEAS

-Puedes acompañarla con pescado (los salazones son ideales para este plato) o alguna conserva de pescado (atún, mejillones, caballa…). O con lo que tú quieras.

¿Te apetece curiosear?

No Hay Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.