En TALLER ESCRITURA

CÓMO ESCRIBIR UN CUENTO PASO A PASO

Para escribir un buen cuento es necesario ir paso a paso y tener en cuenta unos elementos básicos: el tema, el público a quien va dedicado, la estructura y el estilo.

Taller de escritura

Sabes que trabajo habitualmente organizando TERTULIAS LITERARIAS y dirigiendo algún TALLER DE ESCRITURA.

He ido recopilando material y ahora quiero compartirlo contigo por si te puede servir de ayuda. En los artículos anteriores te recomendé cómo organizar el primer día de un taller de escritura. También algunos ejercicios de escritura: cómo escribir un artículo de divulgación o un artículo de opinión.

Nos centramos hoy en cómo escribir un cuento paso a paso. Antes de sentarte a escribir un cuento, lee algunos (realmente te recomiendo que leas todos los que puedas), fíjate bien en su estructura, en cómo se expresan y en lo cuidado de su estilo; después empieza a escribir siguiendo estos pasos: esquema. borrador, corrección y edición.

Al final te dejo algunos ejercicios prácticos para aprender a escribir un cuento.

Aclaración

Estas ideas están pensadas para escribir un cuento para adultos, no un cuento infantil.

CÓMO ESCRIBIR UN CUENTO PASO A PASO

Antes de empezar a escribir

¿Seguro que tienes claro lo que es un cuento?

Un cuento es un relato corto, es decir, con una sola acción, pocos personajes, un único escenario y un rápido desarrollo. Hay muchos tipos de cuentos: populares, clásicos, infantiles… Es importante saber que en un relato es muy importante la acción; no dispones de páginas y páginas para describir personas o ambientes; lo que hace el protagonista o la historia en la que se ve envuelto es lo relevante; debemos conocer a los personajes por lo que hacen.

Prosa o verso

Generalmente los cuentos se escriben en prosa, aunque se puede escribir también en verso o en lo que llamamos «prosa poética». Elige tu estilo.

Dos ejemplos de cuentos en verso

¿Qué extensión tienes en mente?

La extensión de un cuento no está en absoluto delimitada, puede ser de dos o tres página  o llegar hasta treinta o cuarenta. En algunos casos la diferencia entre cuento y novela  corta no está muy clara. Tema aparte (lo trataremos en otro artículo) son los minicuentos.

¿Has leído cuentos? ¿Has leído algunos de los mejores cuentos?

Todo buen escritor es previamente un buen lector. Empieza ya; pero no hagas una simple lectura. Primero elige uno, léelo y después, haz un pequeño análisis, profundiza un poco en él. Hazte estas preguntas:

-¿Tiene la estructura clásica de presentación, desarrollo y desenlace?

-Los personajes. ¿Cuántos son? ¿Cómo los describe el autor?

-La ambientación: el lugar y la época. ¿Cómo la ha logrado?

-El título. ¿Es sugerente? ¿Te parece adecuado?

-El lenguaje y el estilo. ¿Es un estilo sencillo o complicado? ¿Utiliza un buen vocabulario, adecuado al tema y a los personajes? ¿Frases cortas o largas? ¿Diálogo? ¿Monólogo? ¿Qué persona usa?

Este análisis te va a servir para encontrar tu estilo; para ver más claro lo que quieres hacer. Muchos escritores han confesado que empezaron imitando sus cuentos favoritos; no es una mala manera de empezar; primero la imitación y después la originalidad.

Los cuentos medievales

El cuento es un género literario que aparece muy pronto en la literatura. Los primeros textos literarios son cuentos. Creo que es absolutamente necesario conocer estos cuentos medievales porque ellos encierran toda la sabiduría del buen escribir: temas sencillos, personajes tipo y una moraleja al final. Te dejo como ejemplo algunos de EL CONDE LUCANOR, de don Juan Manuel.

Otros cuentos, lecturas imprescindibles

ESCRIBIR UN CUENTO PASO A PASO

Manos a la obra

1-Haz un esquema

Antes de ponerte a escribir un cuento (o cualquier otro texto) es recomendables hacer un pequeño borrador (recuerda dejar un buen margen a un lado o abre otro documento complementario) con:

-Las ideas principales. ¿De qué trata tu historia? A tu personaje principal le debe pasar algo, tiene que sufrir un cambio.

-Quién va a ser tu protagonista y los otros personajes que participan.

-El lugar y el momento en que se desarrolla la acción.

-La persona que vas a usar; generalmente se usa la tercera persona, es decir hay un narrador que cuenta la historia. También puedes usar la primera persona: el personaje cuenta la historia. La segunda persona se usa menos e implica meter al lector dentro de la historia.

-No olvides nunca al lector para quien tú escribes. Debes pensar que tu objetivo es que te lean. No busques palabras preciosas pero que poca gente entiende, ni un título que no diga nada, ni una estructura confusa. El lector es lo primero para un escritor; hay  escritores principiantes que dicen «es que yo escribo para mí», «yo sé lo que quiero decir». «yo me entiendo»… todo esto no sirve; un escritor necesita lectores y nunca debe olvidarlos.

La importancia del margen

Un margen tiene dos objetivos:

-Si estás escribiendo y una palabra no te convence y piensas que hay otra mejor, no te pares en ese momento. Apunta la palabra en el margen y sigue escribiendo (hay que cuidar la inspiración). Ya tendrás tiempo luego para consultar esa palabra y corregirla.

-Si te surgen ideas que te parecen buenas pero no sabes cómo introducir en tu relato, no las dejes de lado. Anótalas en ese margen que has dejado al principio porque es posible que las uses después o te sirvan para otro relato diferente.

2-Comienza a escribir. El borrador

Lo más sencillo es ceñirse a la estructura clásica: presentación, nudo y desenlace.

Presenta pues tu historia y sus personajes.

-El comienzo

El comienzo es primordial. Con unas pocas líneas tienes que conquistar a tu lector.

Lee estos famosos ejemplos de grandes comienzos de novelas y relatos; fíjate en cómo el autor atrapa al lector: le adelanta parte del final, siembre la duda, introduce el suspense o el miedo…

-“El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”. Crónica de una muerte anunciada, Gabriel García Marquez. 

-“Todo esto sucedió, más o menos”. Matadero cinco, Kurt Vonnegut.

-«Me llamo Salmon, como el pez; de nombre, Susie. Tenía catorce años cuando me asesinaron, el 6 de diciembre de 1973“. Desde mi cielo, Alice Sebold.

-“Hoy ha muerto mi madre, o quizás ayer… no sé“.  El extranjero, Albert Camus

-«Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así». El camino, Miguel Delibes

-«Ni espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Pero no estoy loco y sé muy bien que esto no es un sueño. Mañana voy a morir y quisiera aliviar hoy mi alma». El gato negro, Edgar Allan Poe

-El nudo

En un cuento encontramos a un personaje enfrentado a un conflicto. Es la respuesta que damos cuando alguien nos pregunta «¿de qué va este cuento?». Todo lo demás gira alrededor de esta idea. En esta parte central debes desarrollar ese conflicto; normalmente es la parte más larga. Dosifica la información para mantener al lector pendiente de la siguiente parte, el final.

-Las descripciones

Si estás empezando a escribir, no te extiendas demasiado; no describas lo obvio; cuenta lo que hace especial a un personaje o lo que te parece más original en un paisaje. Piensa que un cuento, lo repito, no debe ser muy largo porque la premisa del cuento es la intensidad y la concisión; no puedes emplear páginas para describir a un personaje o regodearte en un paisaje (para eso están las novelas); debes hacerlo con pocas palabras, busca siempre lo esencial. Para eso, toma como modelo los cuentos clásicos infantiles, por ejemplo «Blancanieves«. ¿Cómo se describe a la protagonista?

“Una niña que era blanca, sonrosada y de cabello negro; y por eso le pusieron por nombre Blancanieves”.

De forma muy breve; después, a lo largo del texto el autor va dando más información mediante adjetivos: bella, inocente, hermosa…

-Los personajes

Dos, tres o cuatro. No muchos más.

-El final

Empezar es difícil, pero acabar también. No dejes cabos sueltos; ata bien tu relato; ciérralo.

Un ejemplo clásico

Si tenemos presente el cuento clásico «CAPERUCITA ROJA» y lo analizamos:

-La idea central: una niña va a visitar a su abuelita y se encuentra con un lobo hambriento que quiere comérsela.

-Comienzo. Presenta el ambiente, a la protagonista y lo que debe hacer.

-Nudo. Va de camino y se encuentra con el lobo, el villano.

-Final. Llega a la casa de la abuela donde antes ha llegado el lobo; se enfrenta a él y sale victoriosa con la ayuda del cazador.

Una buena idea es hacer esto con tu cuento.

3-¿Ya tienes un borrador? Corrige

Lo normal es que no te salga perfecto a la primera. No te preocupes; seguro que ya has escrito algo; ahora toca revisarlo.

Ortografía, estilo y puntuación

-La ortografía. No debe tener ningún error ortográfico; eso no te lo puedes permitir. Si tienes alguna duda sobre un acento o una palabra, consúltala.

-El estilo. Tus oraciones están bien conectadas; se puede comprender el sentido de todas ellas, has organizado bien los párrafos, has buscado palabras adecuadas al tema. ¿Sí? Pues adelante.

-La puntuación. Vuelve a leer el texto (es recomendable leerlo en voz alta) y comprueba que lo que quieres decir se ajusta a la puntuación que has puesto: punto para acabar una idea o un párrafo; coma para hacer una pausa breve, guion para introducir elementos de un diálogo…. Si no es así, rectifica la puntuación o la frase.

Consulta a otros

Pide la opinión de alguien en quien confías; no un familiar o un amigo porque ellos te dirán que está bien simplemente para no hacerte daño. Debe ser alguien que lea habitualmente o que también escriba; alguien que quiera animarte pero que no tema ser sincero. Y tú debes estar dispuesto a aceptar críticas negativas. Si no se entiende tu historia o si aburre, por ejemplo, tendrás que revisarla. Piensa siempre (ya sé que lo repito mucho) que tu objetivo es que tu lector disfrute.

Muchos escritores novatos piensan que escribir bien es escribir de forma abstracto, borrosa, complicada. Si estás empezando, sigue los pasos uno a uno, imita a los grandes escritores y obtén una buena historia, comprensible y agradable para el lector. Después ya irás perfilando tu estilo y crearás uno propio.

Probablemente tengas errores como demasiados adjetivos, palabras imprecisas o ambiguas, palabras repetidas… Quita lo que sobra y corrige el resto; un relato no es mejor por ser más largo ni por tener más palabras.

Nota. “Agradable” no significa que el tema sea bonito, romántico o feliz; significa que el lector se siente a gusto con esa lectura y no lo hace por simple obligación.

4-Edita el cuento

A muchos escritores no les preocupa «la edición» de su texto; es un error. Si quieres publicar el cuento (en papel o en la red) también debes cuidar la edición para que sea visualmente atractiva. Por ejemplo:

-Deja márgenes

-Separa bien los párrafos

-Destaca el título

Algunos ejercicios que te propongo para aprender a escribir un cuento

Cuando empezamos a escribir cuesta un poco «organizarse». Tenemos un tema en la cabeza, sí, pero hay que darle forma. Quizá sea conveniente hacer algunos de estos ejercicios antes:

-Elige un cuento y haz un comentario de texto profundo: divídelo en tres partes, analiza su vocabulario… como hemos dicho al comienzo de este artículo.

-Elige un cuento clásico, tipo «Caperucita»; lee las diferentes versiones que hay y escribe tu propia versión. Por ejemplo:

-cambia el final

-introduce un personaje nuevo

-cambia el lobo por un personaje humano

-empieza por el final «Y así fue como el lobo desapareció de este bosque y nunca se volvió a ver...»

-Elige un cuento de «El conde Lucanor» y escribe tú uno imitando la estructura.

¿Te apetece curiosear?

A %d blogueros les gusta esto: